"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

9 de mayo de 2009

Trinidad y Tobago




























Entre mis recuerdos de adolescente está mi paso por la isla de Trinidad y concretamente Puerto España su capital (Port of Spain) dónde durante dos años estuve interna con mi hermana y tuve la suerte de aprender el inglés y convivir con gente maravillosa descendientes de raza africana introducida como mano de obra esclavizada para las plantaciones de caña de azúcar y tabaco. Hoy mezclada con chinos, indios, libaneses y un pequeño porcentaje de europeos y raza indígena. La República de Trinidad y Tobago es un estado independiente ubicado en el sur del Mar Caribe, sobre la plataforma continental de la costa oriental de Venezuela.
Tuvimos que dejar de estudiar allí porque el colegio no se quiso hacer cargo de las internas a causa de los enfrentamientos y conflictos étnicos que desde el 3 de agosto de 1962, se sucedían en la isla principalmente entre los descendientes de africanos y los descendientes de hindúes. Por eso fue el ir a terminar mis estudios en Colombia otro país al que debo mucho.
Trinidad Tobago formalmente declaró su total independencia de la corona británica aunque se mantuvo y mantiene dentro de la Commonwealth.
Aquí nació la primera semilla de "ciudadana del mundo" en mi. Aquí tuve la conciencia por vez primera de que formaba parte de algo más grande que de la patria de mis padres y de la tierra que me vio nacer.
Tenía 13 años cumplidos cuando llegué a la isla. Cuando me preguntaron que de dónde era dudé antes de responder. En Venezuela sabia muy bien que mis padres eran húngaros. Y aquí por primera vez dudé de mi identidad y me sentí orgullosa de decir que era Venezolana, que fue la tierra que me acogió. Pero no sería hasta mi venida a España en donde tuve muy clara mi identidad: era “Ciudadana del mundo.” La tierra es mi patria, porque tengo dividido mis recuerdos y amores.
En Trinidad tuve la gran suerte de compartir clase con las nativas y relacionarme además con niñas de otras muchas nacionalidades, culturas y religiones (eran hijas de emigrantes de otros países como yo, alemanas, francesas, italianas, españolas) Los habitantes de Trinidad también profesan distintas religiones, católica, protestante, anglicana entre otras.
Aquello también hizo que se despertara en mi un sentimiento de interculturalidad fuerte que derivaría hacia el respeto a todo y a todos.
Trinidad y Tobago es conocido por su Carnaval previo a la Cuaresma, que se celebra antes del miércoles de ceniza. También es el lugar de nacimiento de la música calipso y steelpan, que es considerado el único instrumento musical acústico inventado en el siglo XX, y que nosotras escuchábamos en las canchas de tenis por la noche a la luz de la estrellas en cálidas noches del Caribe. (junto con otras amigas con quienes tengo aún relación gracias a Internet)
¡Hasta aquí la parte trascendental y serio!
Pero también hay una parte divertida y es que me lo he pasado en grande mientras aprendía inglés e iba madurando. Era muy traviesa. Me pasaba el tiempo castigada. Montaba en bici cuando estaba prohibido, era impuntual, algo contestona. Nos llenábamos los bolsillos con la comida que no nos gustaba y la tirábamos debajo del internado, estudiábamos a escondidas en el W.C. Aquí apendi a cantar y a bailar con Paul Anka, Elvis, Frankie Avalon, Brenda Lee y tararear esas canciones romáticas, recuerdo nuestros primeros bailes con chicos, las fiestas de cumpleaños que montaban las compañeras, los diarios secretos, las firmas de autógrafos, nuestra primera depilación con piedra pómez (que dolor), nuestros primeros peinados jugando a ser mayores, el intercambio de ropa con las amigas, mis primeros viajes en avión, mi primera cámara fotográfica.... Mi primer contacto con obras de teatro y actuaciones en directo. Aquí aprendí a ser un poco lo que era ser una "teenager" .

"Y también aprendí a obedecer y un poco de buena educación por supuesto"Y en este momento concreto pienso que fue una bella etapa que me ha encantado recordar.

3 comentarios:

  1. Cuantos recuerdos, cuantas viviencias olvidades se agolpan ahora en mi mente y tocan mis sentimientos, haciendo volar miles de paripositas en mi estómago.

    ResponderEliminar
  2. Katy, me encanta ver como tu Ser aprovecho al máximo y positivamente las experiencias que en diversas tierras te ha tocado vivir desde que eras una niña. Eres una mestiza de tomo y lomo, con una patita en un continente y otra patita en otro, me encanta el que hayas amalgamado en ti diversas culturas, diversas miradas y que no anduviste por ahí lamentando el desarraigo si no por el contrario percibiste en ello un regalo que has atesorado con cariño... te integraste, abriste tu mente y tu espíritu sin prejuicios ni dogmas; aprendiste y finalmente has sido ciudadana del mundo con todo el bagaje y la experiencia que ello implica. Eres como el cóndor: poseedora de un sano hambre de elevación y de poderosas alas.
    Siempre tienes gestos tan lindos conmigo... en la cabeza me ronda un posible cuentecillo sobre una tal Scherezade y un mirlo blanco...
    Te tengo en mi corazón Katy!

    ResponderEliminar
  3. Eva muchas gracias por tus siempre hermosas palabras. Te expresas tan bien que en tu pluma cada verbo resulta más hermoso. Tuve suerte de encontrarte. Si tu me admiras no tienes ni idea de lo que yo admiro esa facilidad que tienes de convertir lo rutinario en algo que trasciende es como ver primero la oruga y contemplar después a la mariposa.
    Y volviendome a mi aprendí a repetar personas, creencias, razas, religiones.
    No sería capaz de elegir entre los países en dónde he vivido, imposible del todo. Tengo momentos y sentimientos para cada uno. Menuda mezcla:)
    Gracias de nuevo Eva, yo también te llevo en el corazón y contigo vuelo más alto seguro, porque a través de tus ojos me siento mejor de lo que soy.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate