"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

15 de mayo de 2011

Capadocia "un viaje entre piedras y más allá de las piedras"



Una región mítica dónde la lluvia, la nieve, el viento, esculpieron estas rocas que divisadas a lo lejos parecen pirámides.
Han sido muchas las civilizaciones que han dejado su huella en Capadocia a lo largo de la historia: asirios, hititas, frigios, mongoles, persas, sirios, kurdos, ármennos, eslavos, griegos, romanos, turcos... Todos ellos han contribuido a darle ese aire casi lunar que percibí cuando bajé del autocar en el primer mirador a contemplar el Valle del Zelve
A medida que nos vamos acercando descubres asombrada que las montañas tienen ventanas por la cantidad de huecos que hay en sus bases y te sorprendes aún más cuando te explican que son casas e iglesias excavadas en las rocas. En realidad es una ciudad completamente tallada en la roca. Algunas moradas han sido compartidas por varias familias , ya que hay viviendas a distintos niveles como si se tratara de un de un edificio.
Sirvió de refugio a la población de Anatolia antes de la invasión árabe (Siglos VII-XIII)
Se dice pero está sin probar que fue San Pablo quien estableció aquí la primera Colonia cristiana.

Chimenea de las Hadas
Los torreones de de piedra erosionados por la lluvia, parecen que llevan “sombrero” Sus alturas que pueden sobrepasar los 40 metros

Göreme


Es el nombre de una serie de valles, y de una población de este valle, en la región de Capadocia en Anatolia central, Turquía. Se encuentra 12 km al este de Nevsehir (Nevşehir), y pertenece a la provincia del mismo nombre.
Cerca del pueblo, se encuentra el Parque Nacional de Goreme (Göreme Milli Parklar), conocido también como Museo al aire libre de Goreme. Este parque nacional es quizás el territorio más famoso de todos los paisajes de Capadocia. El parque fue listado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1985.
Los asentamientos en el área comenzaron en los siglos III y IV, cuando los cristianos del período romano fundaron varios monasterios. Como la mayoría de las construcciones en Capadocia, no se trataba de edificios, sino de sitios excavados en la roca, en forma de cuevas artificiales. Aún existen restos de monumentos, capillas, alcobas, almacenes e iglesias, muchos de ellos decorados con frescos de los siglos XI y XII.





El parque fue listado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1985

Zelve
Es el conjunto de tres valles dispuestos secuencialmente, a los cuales se puede acceder por una sola entrada, formando un recinto natural donde se estableció el Museo Al Aire Libre de Zelve. Las rocas del valle son más rojizas que en el resto de Capadocia, lo cual le da al museo un aire de paisaje marciano, por las formas caprichosas de las rocas y la coloración natural de las mismas, además de que el primer valle se encuentra prácticamente desprovisto de vegetación.
El valle de Zelve permaneció habitado hasta mediados del siglo XX, cuando la población fue desalojada por el gobierno, debido a los peligros de derrumbes en la frágil estructura de las cuevas; la cual se continuaba debilitando por la erosión natural de la zona.




Ciudad subterránea de Dinkuyu
En la actualidad se han descubierto 20 niveles subterráneos. Sólo pueden visitarse los ocho niveles superiores; los demás están parcialmente obstruidos o reservados a los arqueólogos y antropólogos que estudian Derinkuyu.  Este es  un esquema para  podernos hacer una idea de los diferentes niveles.La visita a la ciudad subterranéa de Derikuyu fue una experiencia nueva que me hizo pensar en la capacidad que tiene el ser humano de enfrentarse a duras condiciones de vida para de defenderse de sus enemigos.
En 1963, un habitante de Derinkuyu, una localidad que se encuentra en la región de Capadocia, Anatolia, en Turquía, pretendía derribar una pared de su casa-cueva. Sin embargo, cual seria su sorpresa al descubrir que detrás de esa pared se encontraba una misteriosa habitación que nunca había visto; esa habitación le condujo a otra estancia, y ésta a otra mas, y a otra, y a otra... Por una de esas extrañas casualidades de la vida había descubierto la ciudad subterránea de Derinkuyu, cuyo primer nivel pudo ser excavado por los hititas alrededor del año 1400 a.C.
Se dice que tenia una capacidad de albergar unos 10.000 habitantes.






52 comentarios:

  1. Hola Gaupa:

    Lo que me más me ha llamado la atención es la ciudad subterranea. Tendemos a pesar que es en esta época en la que tenemos la tecnología al alcance de la mano...Sin embargo estos descubrimientos nos dejan pensando y mucho

    Besote Catira

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy, como me gusta recordar mi viaje contigo pues ya se me habían olvidado un montón de cosas.
    La ciudad subterranea me impresiono, a lo mejor cuando acabes cuelgo algunas fotos de las mias como las del trekking que hicimos por aquella zona.
    El próximo post espero que sea Capadocia desde el aire -viaje en globo ¿no?
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuel es una faraónica y con los pocos medios que contaban entonces.ç
    En el interior de la ciudad, pueden observarse establos, comedores, salas para el culto, cocinas aún ennegrecidas por el hollín de los hogares, prensas para el vino, bodegas, cisternas de agua y áreas habitacionales.
    Cuenta así mismo con pozos de agua y galerías de comunicación. En total, se han detectado 52 pozos de ventilación.
    . O sea una auténtica obra de ingeniería.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Chelo. El globo no me gusta, eso de tener fuego debajo me impresiona, aunque podría haberlo hecho. Aún quedan algunos sitios pendientes como Konya, Didima, Miletos, Priene y la reina que me la guardo al final que es Estambul
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Vaya post más bonito Katy. Tiene que ser precioso verlo en verdad, no me lo puedo ni imaginar, como debe de impresionar la ciudad tallada entera en piedra, y la subterranea ya ni te digo, es de lo más admirable.

    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  6. Otro lugar impresionante.
    No la conozco, pero de tu mano me hago una idea bastante aproximada de esa ciudad subterránea con su ventilación apropiada, esas chimeneas, esas viviendas que no tienen que envidiar a alguna de las nuestras.
    Precioso y gran reportaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. IMPRESIONANTE¡¡¡Debe ser una pasa<da perderse dentro de esas cuevas, y más ver el impresionante espectáculo de esas construcciones naturales.
    De mayor quiero ser como tú, Katy¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Interesantes civilizaciones e interesante entrada... Ese mar de piedras que cobija, protege, acoge ... Maravilloso, Cathy... Qué suerte haber estado allí
    Bss
    E.Martí

    ResponderEliminar
  9. Te prometo que voy a ser el acompañante ideal: aún puedo cargar con las maletas, sacarle lustro a tus zapatos, planchar tus blusas, deshacer el equipaje, darte conversación cuando lo requieras, callar antes de ser molesto...
    ¡Llévame contigo la próxima vez, Katy!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué maravilla! Estoy de acuerdo con Manuel. Mil gracias por mostrarnoslo. Beso.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que no puedo presumir de haber viajado mucho al extranjero, pues de Portugal e Italia no he pasado. Espero un día poder enmendar el error. Más que nada se debe a la falta de fortuna, jejeje

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola Gema muy impresionante sobre todo porque no o he visto en ningún sitio. De enormes dimensiones, cuando te das un paseo vuelves a sentir lo efímeros que somos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Candi, paseando por la Capadocia me he dado cuenta en que hemos mejorado la técnica pero no nuestra forma de vivir. Ellos eran bastante más solidarios y tenían sentido de unión.Se organizaban para que a nadie le faltara nada.Solidaridad compartida.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. jajajaj Javier, sin duda los años son un gardo de esperiencia en todo. Hay un tiempo para cada cosa. Viajé forzada mucsa veces en mi niñez y juventud. Luego como guía por España menos tiempo. Después hasta que sacamos adelante la familia sin salir de Madrid, hasta que se independizaron.
    Tomamos la cesta de las chufas nos liamos la manta a la cabeza y nos hacemos un viajecito anual. Corto pero intenso.
    Abrazos y ya feliz semana

    ResponderEliminar
  15. Hola Francisco es una tentación el llevarte, porque sabiendo hacer tantas cosas yo solo me limitaría a contemplar el paso de la vida, que no es poco. Cada vez que viajo me hago más consciente de que me va quedando menos tiempo para seguir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Cuando vi Anónimo, No ví tu firma Esmeralda, y pensaba deja el comentario para el final.
    Muy bonitas tus palabras describiendo tu percepción de capadocia
    "Ese mar de piedras que cobija, protege, acoge ...
    Así ha sido a través de la historia.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  17. Cuando me vayas conociendo Emejota te darás cuenta de lo que disfruto reviviendo cada instante. El compartir siempre sale más beneficiado quien lo hace. La ciudad subterránea una pasada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Conocer otras culturas y otras formas de vida in situ, intercambiando experiencias con la gente es muy enriquecedor.
    Pero sabes que hoy en día se puede viajar en el sofá de casa viendo grandes reportajes. Ya se que no es igual pero mientar te embarcas vas cosnstruyrendo itinerarios:)
    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  19. Que maravilla amiga!!, ya ves que me quieren quitar el llevar maletas, pero de eso nada, ehhh, que deje ahi puesto tu nombre, no solo hacen honor esas civilizaciones, tu tambien has dejado huella, gracias a tí, muchos vamos a ver esta maravilla por tus ojos, osea, que en las proximas publicaciones ahi aparecera KATY, VIAJERA DEL MUNDO y sus porteadores de maletas :)).
    Muchisimas gracias amiga por compartir este viaje.
    Que tengas un feliz dia a dia, cuidate mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¡Fascinante! Alguien me había enviado una presentación de esta maravilla subterránea, los fascinante Katy es haber esta allí. Lo más fascinante que he conocido, bueno, para mi es Masada, el Mar Muerto, Egipto. Y otras bellezas más por allí. Con respecto a Masada y el Mar Muerto cuando me vi allí, no lo podía creer pensé que estaba en algún programa de Discovery.

    Las fotografías fabulosas, quizás algún día pueda viajar hast ese maravilloso lugar.

    Preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  21. Hola Fina, tu buen humor no tiene parangón. Desde luego puedo decir con toda mi experiencia que cuando pisas etas piedras te llenas de humildad y piensa en los que precedieron y ya no están, y que dentro de poco solo quedará el recuedo de lo que has hecho y no por mucho tiempo. Cuantos contructores anónimos. Solo me queda venerar el suelo que piso.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Por los libros se parende y en el lugar se siente, se vibra si estamos abiertos a ver más allá de lo aparente. Bajar esos niveles y sentir el frío en tu piel, y pensar no en años sino en siglos te sientes menos que una hormiga. Sensaciones indescriptibles.
    Precioso lo que citas del Mar Muerto, Masada...
    Si es que nuestro Planeta es único y que poco lo cuidamos,
    Besos Aida y buena semana

    ResponderEliminar
  23. Nunca habñia oido nada de Derinkuyu, pero para eso está este blog. Genial!!!

    ResponderEliminar
  24. guau...es una maravilla esa ciudad subterránea,
    Katy, cada vez que te leo descubro cosas nuevas y fascinantes, para apuntar en el Libro de viajes..

    un post de lujo,sí señora, un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Amiga Katy, gracias por tu regalo...
    Me gustará tener el espejo donde te miras, para ver a través de tus ojos todas esas maravillas que tu has visto. La mayoría de las cosas que conozco las he tomado de tu blog. Amiga, gracias por ser mi guía, por el mundo de tus andares.
    Un abrazo por tus ojos, por tu cámara, por tu mundo y por ese corazón tan grande que compartes.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  26. Hola José Luis no me extraña porque está bajo tierra :) Yo tampoco hasta que lo visité.
    Gracias por la visita

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias Filo. Los que tenemos vocación de topos no encantan esto lugares que hablan de otras épocas, otras formas de vida que parecen casi irreales.
    Me alegro que te gustara.
    Besos y buena semana

    ResponderEliminar
  28. Hola Isidro, hasta comentando se nota tu vena poética. Mis post suenan mejor cuando descubro a través de tus palabras lo que eres capaz de trasmitir. Muchas gracias por estar siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Magníficas estas arquitecturas de piedras de Capadocia, en la actual Turquia. Parece increibles esas grutas naturales. Me gustan mucho este tipo de entradas, Katy. Espero que ahora pueda salir el comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. La verdad que son unos trabajos titanescos, si se tiene encuenta los insturmentos que utilizaron y la falta de luz.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Al fin todos no hemos relajado un poco con el estrees de los post y comentarios.
    Gracias por el tuyo. Cuando entraba en las casas me invadía una sensación de paz.
    Un abrazo y buena semana Paco

    ResponderEliminar
  32. Asi es Mariac, me pregunto cuanto tardaría en hacerse una casita de estas. Cómo serían sus inviernos. La vida no tuvo que ser nada cómoda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Viendo que estabas dedicada últimamente a Turquía, esperaba impaciente este artículo sobre Capadocia, en especial lo relativo a la ciudad subterránea. Algo había oído de ella pero no había visto nunca fotografías. Es impresionante. Auténticas ratonera humanas de hasta veinte plantas por debajo de la superficie. Creo que aún es un misterio la razón de ser de tal ciudad: enemigos, clima… Interesantísimo el reportaje de hoy. ¡Cuánto me gustaría ver aquello al natural! Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar
  34. Hola Katy

    Siempre escribes unas entradas estupendas. No sabría con cuál quedarme, con todas.

    Recuerdo que hace unos meses vi un reportaje sobre Capadocia y me quedé fascinada por ese paisaje tan árido y sus espectaculares conos.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  35. Hola Dlt, lo que nos explicaron sobre las ciudades subterraneas era defenderse del enemigo. No se atrevían a entrar en ellas. Pero si que podían envenenar el agua de los pozos. Me alegro que no te haya defraudado mi post. Ya sebes quelo documento en base de mi experiencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Muchas gracias mandaleas por tu comentario tan positivo. Celebro de verdad que te gusten mis post:)
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  37. Amiga Katy, que Dios te bendiga y nunca te falten la fuerza y la capacidad que tienes para transmitir, para compartir y para hacernos viajar a través de tu mano, y viendo con tus propios ojos. Gracias, amiga, gracias. Jecego.

    ResponderEliminar
  38. Con estos comentarios cualquiera no se esmera:) Tus visitas Isidro ponen el listón muy alto.
    Un beso poeta

    ResponderEliminar
  39. hola KATY.
    Maravilloso el post, de verdad. Lo de la ciudad subterránea me era totalmente desconocido. Me parece de auténticos locos, ¡con lo que cuesta hacer un hoyo en la tierra para plantar un árbol! Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Hola Katy!! Aquí estoy, viajando otra vez, disfrutando de las fotos y descubriendo lugares.
    Maravilloso post, como siempre.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  41. Me muero de ganas de hacer este viaje. He visto el programa del que tenemos organizado, que no voy a ir, y sí que está todo lo que has ido publicando. Tengo envidia cochina. Saludos

    ResponderEliminar
  42. Tu lo has dicho, menuda obra de ingeniería para la época. Impresionante es la palabras. Su organización era perfecta.
    Un abrazo Rafa

    ResponderEliminar
  43. Hola Gabriela, bienc¡venida, me encanta volver a ver tu rostro y leer tus cariñosos comentarios de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. jajaaja Felipe, aun me quedan dos post. No tengas envidia. Ya tendrás ocasión de repetir.
    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Realmente el viaje ha sido fantástico
    si tengo que ponerle alguna pega es que ha sido
    un poco corto, creo que ya te estas haciendo perezosa
    y tenemos que hacer otro ja,ja,ja.
    Un besote

    ResponderEliminar
  46. Hola MariCruz, esto es lo que suele pasar en los viajes, que aunque acabes destrozada siempre te parecen cortos:)
    Me alegro que lo disfrutaras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  47. Muchas gracias Katy por ese viaje tan especial, la,cuidad subterránea me p me parece fantástica, dado en los tiempos que se construyo. El hombre es digo de admiración cuando hace las cosa para un bien común el bien.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  48. Una maravilla de fotografías y de lugar, pero me parece que tiene que dar un poco de agobio vivir en una ciudad subterránea.
    Como siempre nos haces viajar sin movernos de casa. Gracias amiga un beso grande.

    ResponderEliminar
  49. Gracias Sor Cecilia. Después de visitar la ciudad, es fácil imaginar su vida tan dura a esos metros bajo tierra. Tenían hasta escuela. Estaban perfectamente organizados. Besos

    ResponderEliminar
  50. Hola Luisa, nosotros no nos podemos hacer idea de vivir así aunque nuestra casa fuera un bunker con todas las comodidades. Yo padezco de claustrofobia, y estaba deseando salir porque me faltaba el aire.
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Uau, que pasada , es impresionante ver las fotos de esas maravillas, me encantaria poder viajar a sitios tan bonitos como Turquia... ( las antoguedades me encantan)

    ResponderEliminar
  52. Hola Dulcinea, cuanto me alegro de tu visita:) Bienvenida y vuelve más a menudo. Me ha dado alegría leer tu comentario.
    Un beso

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate