"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

6 de noviembre de 2013

El Flautista de Hamelín

Hoy regresan mis nietos de vacaciones y quiero sorprenderles con este cuento tan popular traducido a 30 idiomas conocido como “El flautista de Hamelín” de los Hermanos Grimm y también compartirlo con los lectores del blog a los que les gusten los cuentos.


Iglesia y casa nupcial


Iglesia de San Nicolás
En nuestro viaje por Alemania hemos estado en Hamelín (Hameln) y allí nos hemos enterado que la leyenda del flautista tenía un trasfondo histórico real. No era tan solo una mera fábula inventada ( El nombre en alemán es Der Rattenfänger von Hameln, que se traduciría como El Cazador de Ratas de Hamelín), sino que está basada en una misteriosa desgracia acaecida en la ciudad de Hamelín (Hameln en alemán), el 26 de Junio de 1284 relacionada con la desaparición de 130 niños.
Hay una inscripción en Hamelín que data de 1602 ó 1603 y reza así:
En el año de 1284 en el día de Juan y Pablo
siendo el 26 de junio por un flautista vestido con muchos colores,
fueron seducidos 130 niños nacidos en Hamelin
y se perdieron en el lugar del calvario, cerca de “koppen“.

(Koppen significa colinas)

Casa Nupcial dónde está el carrusel del flautista Una de las calles de Hamelín
Hemos paseado por las calles de Hamelín que conservan el encanto, el perfume y la magia del medioevo. Hermosas casas sacadas de un cuento nos acompañan en nuestro recorrido, entre ellas se encuentra en la que se hospedó el flautista durante su estancia en la ciudad.

Casa dónde se hospedó el flautista

Por doquier en la calzada hay huellas de las ratas y ratones que nos indican los lugares más relevantes de Hamelín. A la una de la tarde tuvimos la oportunidad de contemplar la figura legendaria del flautista que aparece en un carrusel de la Casa nupcial (Hochzeithaus (al lado de la Iglesia San Nicolás) llevándose las ratas y ratones y después a los niños de Hamelín como nos lo cuentan.






Estatua del Flautista


La leyenda del flautista de Hamelín
En el año 1284 apareció por Hameln un hombre muy singular. Llevaba una chaqueta llamativa de tela multicolor y decía que era capaz de liberar a la ciudad de todas las ratas y ratones a cambio de una determinada cantidad de dinero.
El alcalde y los ciudadanos se comprometieron en pagarle dicha suma y el flautista sacó su flauta y empezó a tocar. Acto seguido las ratas y ratones salieron de las casas y se agruparon a su alrededor. Cuando consideró que estaban todas reunidas salió de la ciudad y se dirigió al río Weser; todas las ratas le siguieron, se lanzaron al agua y murieron ahogadas.
Sin embargo cuando los habitantes del pueblo se vieron libres de la plaga, se arrepintieron de la paga prometida, incumpliendo el trato se negaron a pagarle.
El hombre se marchó de la ciudad resentido.
El 26 de Junio volvió, con aspecto de cazador, un semblante estremecedor y un extraño sombrero rojo, y mientras el pueblo estaba en la Iglesia empezó a tocar la flauta por la calle. Inmediatamente comenzaron a llegar corriendo los niños chicos y chicas de cuatro años en adelante. Sin dejar de tocar, los llevó fuera de las puertas de la ciudad, hacia una montaña dónde desapareció con ellos.
Solo volvieron dos niños porque se había retrasado; pero uno de ellos era ciego, por lo tanto no podía mostrar el lugar, y el otro mudo por lo que no podía contar nada. Otro chiquillo había vuelto para recoger su chaqueta, y de este modo evitó su desgracia.
Algunos hablan de un niño cojo que tampoco pudo ver nada porque se había quedado demasiado retrasado.



Algunos lugareños decían que le había conducido a una cueva y que habían salido a Transilvania. (Según las “Leyendas alemanas” de los hermanos Grimm) Muchas versiones más modernas se apartan de las tradicionales y terminan contando que los habitantes se arrepintieron de su falta de compromiso y le pagaron al flautista la cantidad del dinero prometida. Este a cambio les devuelve a los niños.
Hasta el momento no se ha esclarecido el caso. La versión más probable es la de la colonización de las tierras del este, en el que algunos nobles reclutaron habitantes de Hameln. En cualquier caso ahí queda en la memoria y ligada a la vida de la ciudad para siempre este hecho.

Postales de Hamelín
Estatua de una niña Pan en forma de ratones

34 comentarios:

  1. Este post es uno de los tuyos que me ha gustado más, es muy interesante lo que relatas y no alejado de la realidad. No me imaginaba que el cuento fuera basado en una historia real.

    Felicitaciones Katy. Interesante y bello.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aida, seguro porque todos llevamos al niño que fuimos dentro y este es uno de los cuentos que nos ha marcado.
      Bss

      Eliminar
  2. Un relato estupendo Katy, me he quedado con ganas de seguir leyendo. Las fotografías, como siempre, muy buenas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, tu niña interior ha salido a relucir de nuevo:-) Bss

      Eliminar
  3. ¡Qué buen regalo para tu nietos a su regreso! Lo clásico llega a serlo por su calidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es por también porque este cuento ha marcado mi niñez de alguna manera.
      Bss

      Eliminar
  4. Mi niña, me acabas de sorprender al leer tu entrada.
    Ese cuento se lo he contado cantidad de veces a mis hijos, nunca me he imaginado que estuviese basado en un hecho real, viajando se entera uno de cantidad de cosas.
    Te dejo un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Me emocionó ver a los protagonistas de este cuento representados en Hamelín.
      Guardo el perfectamente el recuerdo del cuento en mi mente.
      Bss

      Eliminar
  5. ¡Hola, Katy!!!

    Nos dejas una hermosísima entrada, no conocía este cuento, se me estremece el corazón, tengo uno de mis nietos con cinco años, que le gusta que le cuente cuentos, pero es muy sensible, se apena mucho cuando un cuento es triste. De forma que no se lo voy a contar, pero con tu permiso me lo quedo, para más adelante si vivo, se lo cuento.

    Da gusto viajar de tu mano, debe ser un lugar de ensueño Hamelín, según lo vas cantando, uno parece que pasa por allí.

    Ha sido un placer enorme pasar por tu casita virtual.
    Gracias por acariciar nuestra mirada con tan bellas imágenes y letras.
    Te dejo mi cálido abrazo y mi estima siempre.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Marina, mas que agradecida por tu bello comentario. Llevas mucho de d¡niña en tu interior y tu sensibilidad es admirable. Me alegro que te gustara, de verdad.
      Bss

      Eliminar
  6. Hola Guapa:
    Como guía eres excepcional. No solo muestras la ciudad y sus monumentos, sino además las historias de la historia.

    Tenía más o menos conocimiento de que el cuento era basado en una historia real.

    Besote. Tengo que pasar por tu blog, para el regalo, pero ando disperso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay madre que piropo me ha dedicado mi Doc:-) Encantada de tus palabras. No te preocupes ya lo recogerás si te apetece y si no también. Me alegro que te gustara el post.
      Bss

      Eliminar
  7. Lo he leído embobado, imaginándolo todo como si tuviera los años que suman las dos cifras de mi verdadera edad.
    Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar
  8. Una trágica historia que debio conmocionar a toda la zona y dejo su huella en la historia en forma de ese conocido cuento. Las fotos que ilustran el post son estupendas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy: no sabía que el pueblo fuera real. Cada día se aprende algo nuevo contigo. Gracias por traer tanto recuerdo infantil. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué chulo! El cuento lo conocía, pero no el lugar. La verdad es que parece de ensueño, es muy bonito. Lo del pan en forma de ratones es muy gracioso. Muy buenas fotos Katy. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  11. Era uno de mis cuentos preferidos de pequeña jutno con el sastrecillo valiente, que mi padre me leía en inglés para que fuera aprendiendo. Las fotografías del lugar en el que transcurre el cuento son fenomenales. Qué suerte haber podido estar ahí.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Un relato muy interesante, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  13. Muy bonita entrada. No sabía que el cuento era una historia real.
    Besos Katy.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias a todos los que habéis pasado y comentado. En estos momentos no estoy en condiciones de comentar ni de pasar por vuestros espacios. En cuanto pueda retomo la actividad y os visito.
    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  15. Curiosa la leyenda. Imagino que algún trasfondo histórico haya y que algún hecho se quiera explicar.
    La ciudad muestra un aspecto precioso, como bien dices, con un pasado medieval.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Es un cuento maravilloso,pero lo vverdaderamente maravillo son tus buenas fotografias
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Un post muy interesante con la verdadera historia del protagonista de uno de los cuentos más escuchados. Un abrazo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a todos los que habéis pasado y comentado. En estos momentos no estoy en condiciones de comentar ni de pasar por vuestros espacios. En cuanto pueda retomo la actividad y os visito.
    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  19. Cuando se llega a la cenetud,el lleer esos cuentos nos hace retroceder a la infancia.

    ResponderEliminar
  20. El viejo ffotógrafo te agradece las entradas a su blog,ssi vveerdaderamente te gusta la fotogria,puede ser qque en çel alguna vez en cuentre algo que te guste
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Tus nietos se lo pasaran pipa con el cuento.
    Como lo hemos pasado nosotros con lo que nos has dejado en este post.
    La ciudad es un cuento viviente!!
    Un beso y disfruta con los nietos:))

    ResponderEliminar
  22. Hola de nuevo Katy. He visto en otro de tus blogs lo de tu cuñado, lo siento muchísimo, y te mando mucho ánimo, mucha fuerza y toda la Fe de mi corazón. Un abrazo muy grande para ti y tu familia, y para cualquier cosa que quieras, estoy en el correo pepitodelospeines@hotmail.com

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias a todos los que habéis pasado y comentado. En estos momentos no estoy en condiciones de comentar ni de pasar por vuestros espacios. En cuanto pueda retomo la actividad y os visito.
    Un cálido abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  24. Me encanta todo lo interesante,hermoso y verosimil; por eso vengo a tus blogs, donde se guarda y expone lo más granado de las bellezas. Un abrazo por compartir. Ayerrrr, cuando tenía 8 años, mi maestra de la escuela publica, Maria de la Paz, ya nos lo contó. Un abrazo mi enciclopedia... Gracias.. Isidro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Isidro. A ver si retomo la actividad. Me está costando centrarme.
      Bss y buena semana

      Eliminar
  25. Hola Katy, pues me ha hecho recordar ese cuento, ya no recordaba su final y me ha venido muy bien.
    Buen post con esas imágenes, pero aunque sean de dulce ¿Quien se comerá los ratones?
    Un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  26. Hablando de los ratones los he probado. El pan es pan siempre. Un poco dulce.
    Bss

    ResponderEliminar
  27. Siento lo de tu cuñado. Y a tí que te ha pasado??
    Espero que estes recuperada.
    Un beso

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate