"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

18 de julio de 2016

Segovia: Acueducto, Catedral y Alcázar

El Acueducto de Segovia

Placa Conmemorativa

La ciudad vieja de Segovia y su acueducto fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Conocida por todos son sus tres joyas de talla mundial: El Acueducto, la Catedral y el Alcázar, pero sabido es que guarda muestras del románico, del gótico, del mudéjar y que su arquitectura civil es muy notable también.
Relativamente cerca de la capital solemos ir con frecuencia a pasar el día, ya que personalmente son un fan de su Acueducto, monumento único en el mundo en su género, gracias a su maravillosa conservación y equilibrio porque increíblemente sus grandes piedras no están unidas por ninguna clase de argamasa.
En este post solo me referiré a a estos tres monumentos para no hacerlo muy extenso.


El Acueducto
El Acueducto de Segovia, tiene 818 metros de largo y es la obra de ingeniería civil romana más importante de España y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península ibérica. Su construcción se data de principios del siglo II d. C., en época del emperador Trajano. Su parte más bonita y admirada es la arquería que cruza la plaza del Azoguejo, en la ciudad.
Fue construida para traer agua desde el río Frío, en la cercana sierra de Guadarrama, para el abastecimiento de la población.


El núcleo del acueducto lo componen 44 grandes arcos, sobre los que se apoyan 119 arcos más pequeños. Tanto los arcos inferiores como los superiores se sujetan sin la utilización de ningún tipo de argamasa, simplemente por el equilibrio entra las fuerzas y los pesos de sus piedras. La mayor altura del Acueducto de Segovia se consigue en la Plaza del Azoguejo, donde esta fenomenal construcción alcanza los 30 metros de altura. Si nos fijamos en el corte de las piedras veremos la ausencia de cualquier material que las mantenga unidas. Cada una de ellas (de hasta dos toneladas de peso) están colocadas una sobre otra, y podremos ver las muescas que hay en sus laterales. Estas muescas son las marcas que quedaron tras su arrastre y elevación.







La Catedral de Santa María de Segovia
La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, conocida como la Dama de las Catedrales por sus dimensiones y su elegancia. De estilo gótico tardío, comenzó a construirse en 1525, con la colaboración desinteresada de los segovianos, bajo la dirección de los arquitectos de la familia Gil de Hontañón. Sustituyó a la Catedral Vieja situada en los actuales jardines del Alcázar y destruida durante la Guerra de las Comunidades en 1520.


La catedral por dentro
La planta es de tres naves con crucero, con ábside semicircular en la cabecera y girola, rodeada de 18 capillas laterales con importantes pinturas y esculturas.
El actual altar fue mandado construir por Carlos III (1759-1788), con diseño de Francisco Sabatini (1722-1795). Se inició en 1768 y fue terminado en el 1775 en los talleres del Palacio Real de Madrid.

Púlpito y Altar Mayor



Una de las naves laterales

Coro

Trascoro

 Una de las columnas

Retablo de la Inmaculada Concepción en la capilla de su nombre. La imagen de la Concepción fue tallada en 1621 por Antonio de Herrera Barnuevo


La Capilla del Santo Entierro , obra de de Juan de Juni

Cristo Yacente de Gregorio Fernández. S. XVII

Tríptico de Ambrosius Benson, "El descendimiento"



El claustro de la Catedral de Segovia, claro ejemplo de gótico tardío del siglo XV es de de Juan Guas procedente de la antigua catedral románica y trasladado piedra a piedra a su actual emplazamiento.
Precede a las salas del Museo Catedralicio. El Archivo Catedralicio conserva más de 500 incunables, entre ellos el Sinodal de Aguilafuente, primer libro impreso en España.





El Alcázar de Segovia
En primera plano la Torre del Homenaje
Su imagen ha dado la vuelta al mundo: un singular castillo con apariencia de palacio de cuento de hadas, que aglutina gustos arquitectónicos de distintos monarcas y relata historias palaciegas a todos aquellos que se acercan a conocerlo.


Se puede ver que la Torre de Juan II estaba en restauración.

La primera noticia documental que se conserva del edificio data del año 1122, poco después de que Alfonso VI de León reconquistase la ciudad, aunque no es hasta 1155 cuando aparece citado con la denominación de alcázar, en una carta custodiada en el archivo de la catedral.2 Fue residencia del rey Alfonso VIII. En 1258, reinando Alfonso X, se hundió el palacio cuando el rey se encontraba en su interior. Este núcleo más antiguo corresponde con la sala de armas. Fue numerosas veces restaurado y ampliado, posiblemente desde Alfonso X hasta Felipe II. A este último se debe su aspecto actual, su "silueta" lo hace único entre los castillos españoles. (Wikipedia)

Entrada al recinto y jardines

Monumento a Daoíz y Velarde. Inaugurado el 15 de julio de 1910

Los arquitectos del Alcázar como dicen en la web oficial fueron  el tiempo y la Historia. Sus artífices, los reyes de la Casa de Borgoña, de Trastámara, los Austrias y los Borbones.
Sus funciones: primero fortaleza, luego palacio real, prisión de estado, Real Colegio de Artillería y Archivo Histórico Militar.
El Alcázar Real de Segovia es todo un símbolo del arte y la historia de España y uno de sus monumentos más visitados del país.

Torre del Alcázar y al fondo la Iglesia de la Veracruz


Sala de la Galera, con el mural de la coronación de Isabel la Católica al fondo.

Sala del Trono, con el lema de los Reyes Católicos en el frontal del dosel.
"Tanto Monta Monta Tanto"

Capilla


Algunas Vistas desde los Balcones del Alcázar

Al fondo la Iglesia templaria de la Vera Cruz

Monasterio del Parral  leer más AQUÍ



Página Oficial del Alcázar


9 comentarios:

  1. Bonito tu nuevo look.

    Tu entrada como siempre mostrándonos esas bellas obras de arte. Todo es una belleza, pero lo que más llama mi atención es el acueducto construido por los romanos quizás por su antigüedad.

    Pero todo es una belleza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo que visito me gusta recordarlo y nada mejor que compartir. Me alegro mucho que te haya gustado. El acueducto es una maravilla sin duda. Bss y gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. He estado en Segovia varias veces, en verano y en invierno. He visto nevado los arcos del acueducto y caminar sus calles con sol de justicia.

    Me gusta mucho está ciudad.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos la suerte de tener Segovia muy cerquita. Desde que mis hijos eran peques vamos mucho aunque ahora más espaciado. Es una ciudad que me encanta para pasar el día tranquilo y comer bien. Bss

      Eliminar
  3. Perderse por las clalles de Segovia es aspirar la historia medieval de España, vivir otras épocas de prosperidad castellana. Merece la pena visitarla en más de una ocasión porque un día no deja sitio para mucho. ¿Te dio tiempo a recorrer los monasterios del otro lado del río? ¡Una maravilla! ¿Y la iglesia de la Vera Cruz?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un día no ves casi nada y si si ves algo más lo haces corriendo. Conozco el Monasterio del Parral y de hecho tengo un post dedicado y también la iglesia de la Vera Cruz pero esa me queda por publicar:-) Como bien señalas todo a la vez no puede ser. Bss y gracias por pasar y comentar.

      Eliminar
  4. Buen reportaje Katty!! volví a escribir el mensaje porque vi que no salio mi foto, pero soy Ly Avi. Saludos amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se domo te enterase. Aún no lo he subido a Google porque no tengo apenas tiempo para nada, y mis pobres blogs los tengo dejados de la mano. Sabía que eras tú Ly con o sin fotos:-) Bss y gracias por pasar

      Eliminar
  5. Es que la estancia en Segovia es un placer para el visitante, al arte y la cultura de la que no ha hablado, añadamos, y quien también lleva un blog de cocina bien lo sabe, una gastronomía de lo más sabrosa.
    Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate