"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

7 de julio de 2017

Monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos)


El monasterio de San Pedro de Cardeña es una abadía trapense situada en Castrillo del Val, a 10 km del centro de Burgos. La iglesia actual es básicamente gótica tras haber desaparecido gran parte de las edificaciones prerrománicas y románicas.
El caso es que el primer documento fidedigno se sitúa el 24 de septiembre del año 902, en el que se refleja la donación realizada al cenobio por el conde de Lantarón y de Cerezo, Gonzalo Téllez y su esposa Lambra. Aunque se sabe que 3 años antes, en el 899, fue restaurado por el rey Alfonso III el Magno
El monasterio fue destruido por las tropas de Abderramán III dando lugar a los acontecimientos que llevaron al martirio a 200 de sus monjes en tiempos del abad Sancho, canonizados en 1603.
(Página oficial del Monasterio)
Del monasterio románico, saqueado en el 953 por el ejército de Abderramán III, aún queda la vieja torre del siglo X-XI y su claustro románico, del siglo XII.
En 1931 fue declarado Bien de Interés Cultural


El Monasterio de San Pedro de Cardeña es conocido por su carácter cidiano. En toda su historia y leyenda hacen referencia a Da la figura de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador ya que fue lugar de refugio, residencia y enterramiento para él y muchos miembros de su familia.
El Cid murió y fue enterrado en el año 1099 en Valencia que él mismo conquistó. Su mujer Jimena, al ver que su posición era indefendible ante la presión almorávide mandó abandonar la ciudad llevándose el cuerpo de su marido hasta Cardeña, donde fue enterrado y allí estuvo hasta poco después de la Guerra de Independencia en que se profanó su mortaja, por lo que tuvieron que llevarlo a Burgos.
Actualmente los restos de El Cid descansan junto a los de Jimena en el crucero de la catedral burgalesa

El edificio del monasterio es de piedra en cuyo centro destaca una fachada barroca labrada. El escudo de armas de Cardeña corona la obra, bajo él, destaca la figura de El Cid a semejanza de Santiago Matamoros.


Entramos a la iglesia por una puerta de arquivoltas apuntadas con un grupo escultórico gótico donde un obispo se arrodilla ante las figuras de San Pedro y San Pablo.


En los jardines frente a la fachada principal de la iglesia se han colocado unas placas de piedra con los textos del Cantar de Mio Cid que hacen referencia a la estancia del Cid y su esposa Doña Jimena en este monasterio

La iglesia cuenta con tres naves de dos tramos más capillas laterales, transepto y cabecera con un ábside profundo.
La cabecera es muy armoniosa gracias a los ventanales ojivales rasgados que cobijan dos vanos separados por un parteluz y un óculo tetralobulado.



Torre cidiana
Robusto campanario donde se alternan las diversas evoluciones del estilo románico. No tuve oportunidad de fotografiarla desde fuera y si desde dentro


La capilla del Cid, del siglo XVIII de estilo barroco. En el centro se encuentran los dos arcófagos labrados en piedra en dónde estuvieron sepultados El Cid y Doña Jimena. Esta sala está rematada por escudos de armas, pinturas modernas y los restos mortales de algunos familiares del caballero.





Retablo barroco hecho por uno de los monjes del monasterio

En las paredes laterales 26 escudos de armas guardan los restos de personajes ilustres y familiares del Cid entre los que se encuentran los de sus dos hijas.



La sacristía que hace de museo tiene un bello arco rampante que nos llamó la atención

Fuente en forma de concha de peregrino en la sacristía


El Claustro de los Mártires es lo más antiguo del monasterio. De hecho en la actualidad no se puede pasar a visitar el claustro, por lo que sólo lo podemos ver  desde el interior de la sala capitular a través de cristales que lo protegen .Conserva  partes románicas del siglo XII con capiteles originales labrados con motivos vegetales. Sus arcadas son de color rojo y blanco que recuerdan a la Mezquita de Córdoba.







Representación pictórica tomada de los Beatos


12 comentarios:

  1. Magnífico reportaje, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Muy agradecida por tu paso y comentario. Lo valoro mucho. Saludos

      Eliminar
  2. Cuanta historia hay encerrada en esos viejos muros y cuanta belleza hay en ellos para el conocimiento de distintas generaciones.

    Muy buenas las imágenes que has conseguido, da gusto acompañarte en tus viajes.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Realmente es mi albúm de fotos y memoria. Lo comparto porque a veces hay personas que les gusta pasear, como a ti que te agradezco mucho tus comentarios siempre positivos y enriquecedores. Bss

      Eliminar
  3. Un abrazo para ti, Katy, pues, como sabes, me llenas de sueños ver tu colecciones de fotografías. Acá es muy poco lo que se aprecia en Santiago de Chile.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Me alegro que te guste. Seguro que en Chile también hay rincones maravillosos. Un abrazo

      Eliminar
  4. Una construcciòn antigua muy interesante y bella. Que bellos jardines interiores tiene, este monasterio transmite mucha paz.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucas gracias. Hace tiempo que no sabía nada de ti. Realmente ando un poco alejada de los blogs. Me falta tiempo dedicarme a ellos como le gustaría. Gracias por pasar. Bss

      Eliminar
  5. Preciosas imágenes, Katy. Me ha llamado especialmente la atención el claustro y ese recuerdo que evoca en los arcos a la Mezquita de Córdoba.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Francisco. Ya se que te gustan las piedras como a mi. Todo ello habla de tiempos lejos y no tan lejanos. Así es. A mi también me los recordaron. Bss

      Eliminar
  6. Un lugar en el que no he estado. Y me gustaría.
    La portada principal es un primor, y eso que no soy un gran admirador del barroco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que irás porque para un amante como tú de la historia encuentras material abundante para disfrutar. Ni hablé de la literatura religiosas de la Edad Media en la destacó por su scriptorum de libros importantes como el Beato de Cardeña. Su biblioteca cuenta con mas de 43.000 volúmenes, distribuidos en dos pisos.
      Un abrazo y espero habert motivado

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate