"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

13 de octubre de 2018

Valencia IV parte. Algunas iglesias de la ciudad


Basílica de la Virgen de los Desamparados
Es el santuario de la Virgen de los Desamparados, Patrona de Valencia y de todo el Antiguo Reino de Valencia, ​​ actual Comunidad Valenciana. Construida entre los años 1652-1666 es de estilo Renacentista y Barroco
Se encuentra situada en la Plaza de la Virgen, frente a la Fuente alegórica del río Turia y junto a la Catedral. De hecho dos de sus puertas dan a esta plaza, y una tercera da al pasaje que separa la basílica de la Catedral, unidas ambas por un arco superior. En esta tercera puerta hay una ventanilla enrejada a través de la cual puede contemplarse el interior cuando la basílica se encuentra cerrada o cuando está abarrotada como fue nuestro caso que solo pudimos ver a la virgen por esta ventana. Imposible entrar.


Vista de la Basílica desde la plaza del Palau.





Imagen de la Virgen un poco desdibujada debida a la distancia y una verja por medio

Iglesia de San Juan del Hospital


El templo de San Juan del Hospital, es la más antigua de Valencia. Combina principalmente los estilos románico, gótico valenciano y barroco, construida en el siglo XIII (1261) en unos terrenos donados por Jaime I a la Orden Militar de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén (hoy Orden de Malta). Está considerada como la primera iglesia edificada tras la conquista cristiana, y conserva el único camposanto que nos ha llegado de la Valencia medieval, ha hecho que fuera declarada monumento Monumento Histórico Artístico de carácter nacional en 1942.
La iglesia está precedida de un patio decorado (de una casa barroca) con cuadros cerámicos del Vía Crucis, donde se conservan estos restos arquitectónicos y elementos sueltos de los edificios que componían la fundación. Junto a este patio se levanta la pequeña torre-campanario de la primera mitad del siglo XVII y a él se abre la portada lateral de la iglesia compuesta por un arco de medio punto liso coronado por un bello ventanal trazado en ojiva coronado por una cruz de Malta.

Interior del templo
La iglesia es de nave única, con bóveda de cañón apuntada


Las capillas laterales son la mayor parte a modo de grandes arcosolios que se abren a la nave por ojivas cistercienses sobre columnillas adosadas
Sus bóvedas de piedra debieron estar pintadas con frescos que sólo se conservan parcialmente, en espera de restauración, en la primera parte del evangelio


Capillas de Pere Balague y Cristo de las Penas.

Capilla de San Miguel Ángel, con las pinturas originales del siglo XIII.

En el interior se encuentra la capilla de Santa Bárbara, donde se hallan los restos de Constanza Augusta, Emperatriz de Grecia
Voy a mencionar las cuatro iglesias  siguiente porque tan solo las vimos por fuera. No era tampoco el objetivo del viaje. Pero yo no me resisto a hacer fotos a todo lo que me gusta. Iglesia de los Santos Juanes, Iglesia de San Juan de la Cruz,  Santa Catalina y la de los Sagrados Corazones


Iglesia de los Santos Juanes
Es una iglesia situada frente a la Lonja de la Seda, y al lado del Mercado Central, por eso es conocida también se le como iglesia de San Juan del Mercado. Iglesia que no pudimos ver porque estaba cerrada.

Se eleva como una ermita encima de la antigua mezquita en 1240, reedificándose en los siglos XIV y XVI a causa de los incendios. Será a finales del siglo XVII y principios del XVIII cuando contemplará su aspecto definitivo, con una fisonomía barroca.





Iglesia de San Juan de la Cruz
Antiguamente fue la iglesia parroquial de San Andrés, y una de las primeras que se fundó tras la conquista de Jaime I de Aragón, sobre una antigua mezquita. Es de estilo barroco y su configuración actual data de entre 1602 y 1615 y su primera piedra la puso el Patriarca y arzobispo de Valencia Juan de Ribera. Iglesia que vimos desde el exterior




Iglesia de Santa Catalina


El templo de Santa Catalina Mártir es una de las iglesias góticas valencianas que se levantó en el barrio de la catedral sobre una mezquita anterior. En el siglo XIII adquirió el rango de parroquia


El campanario fue construido entre 1688 y 1705 por Juan Bautista Viñes, es una obra maestra del barroco valenciano. De planta hexagonal, se divide en cuatro pisos separados por molduras, más el cuerpo de campanas y el remate superior. Destacan sus pilastras ngulos y la decoración de sus ventanas. Tiene una altura de unos 56 m.


Iglesia de los Sagrados Corazones
La iglesia formaba parte de un conjunto de construcciones que la Compañía de Jesús disponía en este lugar y que era y sigue siendo residencia de padres jesuitas, lugar elegido por San Francisco de Borja.



Con este post doy por terminada la visita a la Ciudad de Valencia.

8 comentarios:

  1. Hermoso recorrido, por los lugares de culto de esta ciudad.Todas ellas son dignas de ser admiradas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no están todas las son, porque habría que llenar varios post con ellas. Pero si son ricas en historia.😘

      Eliminar
  2. Valencia me gusta mucho.
    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si. Es una ciudad además con mucha vida y muy cómoda de visitar y pasear. Bss

      Eliminar
  3. Valencia es ciudad con gran cantidad de templos, no en vano, Balzac habló de la ciudad como la de las trescientas torres, quizás fuera exagerado, o no, quién sabe, pues durante el siglo XIX, con la desamortización y el desarrollo urbano, fueron muchísimos los templos y conventos desaparecidos. La gran plaza del Ayuntamiento nació en buena parte del despeje del convento del San Francisco.
    Y por citar alguna iglesia más de las mostradas en esta preciosa entrada, cabe citar dos que son de importancia: la de San Nicolás, en la calle Caballeros, recientemente restaurada en su interior, a la que últimamente se está viniendo en llamar la capilla sixtina valenciana, cosa que yo personalmente se lo adjudicaría, por su calidad y proximidad en el tiempo al interior renacentista de la Iglesia del Patriarca, una auténtica joya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un día es imposible verlo todo. Creo que aún así nos cundió bastante. La próxima vez tendré en cuenta tus recomendaciones ya que además de ser tu tierra eres un gran historiador:-) En esté viaje se intentó seguir las huellas del Cid que hay pocos vestigios.
      Muchas gracias por tu rico comentario que agradezco. Siempre es gratificante leerte. Un abrazo

      Eliminar
  4. Valencia no es sólo su catedral, sino también las iglesias que se desperdigan por todo el callejero de la ciudad. Recorrerlas es un auténtico placer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Valencia es muy rica pero realmente del pasado quedan pocos vestigios que es lo íbamos buscando haciendo este Camino del Cid.Nos hemos enriquecido de un pasado más reciente. Bss y gracias

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate

Amigos viajeros