"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

9 de mayo de 2011

Éfeso


Los orígenes de Éfeso, en la actual Turquía, pueden remontarse a la época de los hititas, si bien su fundación griega se data en el siglo XI a.C.
La Antigua ciudad de Efeso fue una de las doce ciudades jónicas a orillas del mar Egeo.
La actividad económica de Éfeso se centra fundamentalmente en el turismo que atraen las notables ruinas grecorromanas de la ciudad antigua, y los restos paleocristianos y bizantinos, que atraen igualmente a muchos peregrinos, al ser Éfeso la ciudad en la que ocurrió la asunción de la virgen María. Con una situación privilegiada al fondo de una bahía, fue el centro Romano más importante de toda Anatolia . Desde el siglo V en adelante el mar sufrió, por procesos de sedimentación y erosión, un fuerte retroceso que lo han alejado de la actual línea de la costa, por lo que su puerto fue abandonado hace mucho.
Así mismo fue un importante centro religioso, cultural y comercial.
Hoy día, tanto sus monumentos bien conservados, objeto de cuidadosas restauraciones y continuas excavaciones para sacar a la luz todo el asentamiento, como la atractiva posición del puerto, han hecho de ella el más importante yacimiento arqueológico del País.
No me voy a extender en la historia porque vien muy bien documentada en Internet.


Ciudad de agitada vida, de los pasos sobre ella de la cultura griega y romana quedan numerosos restos arqueológicos, hoy atracción turística. Aquí estuvo una de las 7 maravillas del mundo antiguo: El Templo de Artemisa de la que sólo queda una columna en pie de las columnas romanas que la adornaban
En Éfeso se encuentra actualmente la biblioteca más antigua del mundo.



La biblioteca de Celso
Fue construida por Gayo Julio Aquila en el año 110 d. C., como monumento conmemorativo para su padre Julio Celso Polemano que fue gobernador antes que él y murió a los 70 años
La biblioteca se quemó totalmente hacia el s. III d. C., aunque la pared frontal no se destruyó. Se restauró tras el desastre y se construyó una pequeña fuente justo en frente del edificio. Estas tareas de reconstrucción se llevaron a cabo muy toscamente en el s. IV d. C. Las esculturas dedicadas a Virtud, a la Ciencia, a la Sabiduría y a la Fortuna se encuentran en el Museo de Viena, las que están en Éfeso son copias.

En Éfeso he podido admirar el impresionante teatro romano que daba cabida a unos 24500 espectadores y era posible divisar las gradas al acercarse en barco al puerto de la ciudad.
Calle de los curretes, que es la que nos lleva a a Biblioteca
Templo de Adriano
Un detalle de la fachada del Templo de Adriano. Después del Templo de Domiciano, el segundo dedicado a un emperador fue el de Adriano, en el año 138 a. C.
Está situado en la calle de los Curetes. La sección principal del templo, llamada nao, era la estancia principal para guardar culto y bastante pequeña pero con una puerta de entrada muy grande, en contraposición. Las vigas de esta puerta están adornadas con figuras vegetales y otras representaciones



 Vía Arcadia en cuyo extremo Este se encuentra el gran  anfiteatro
Odeón
Se llama así al edificio teatral que se utilizaba en la Antigua Grecia y posteriormente en la Roma clásica para los acontecimientos musicales, que podían consistir tanto en las propias representaciones musicales como para canto y poesía. En algunos casos, también servían como lugares de reunión política y judicial (Bouleuterión).
Ágora
El ágora de Éfeso mide más de 110 metros cuadrados y era el corazón de la vida comercial de Éfeso. Su construcción se remonta al siglo 3 a.C. Anteriormente estaba rodedado por una columnada y por tiendas de comida y artesanía
Letrinas comunales
Todavía muy bien conservadas,con todos los asientos uno al lado del otro Eran espacios públicos donde además de hacer tu necesidades podrías hablar con el vecino. Aún se conserva parte de los desagües e incluso una tarima donde se situaba una pequeña orquesta para distorsionar los "indecorosos ruidos" que allí se producían.
Ruinas de Santa María


También en esta ciudad vivió San Pablo y en ella escribió sus famosas cartas a los Efesios; además es el lugar en donde murió el apostol San Juan.
Tumba de san Juan
Casa de la Virgen María

Pasando por la puerta superior de Éfeso, la carretera sigue unos 9 km hacia La casa de la Virgen María, que se encuentra a unos 400 m. de altura, en la montaña Bülbül. El lugar fue visitado por tres Papas que estuvieron en Turquía.
La Visita a la casa de la Virgen María es valorable desde el punto de vista religioso ya que no representa un valor arquitectónico ni histórico en sí mismo. Es gratuita y comienza y termina en una pequeña zona comercial con un restaurante y venta de recuerdos. Inmediatamente se accede a la casa en donde pueden verse tres estancias en donde, se supone, ha vivido la Virgen María sus últimos años en la tierra.


39 comentarios:

  1. ¡No me digas que conoces Éfeso! Lo más cerca que he estado de Éfeso ha sido con la epístola de San Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen sentido del humor el que traes hoy Francisco. Me has arrancado un sonrisa de oreja a oreja. Mis fotos dan fe de que he estado, sino ya me habrías hecho dudar :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Despues del maravilloso tour por toda Italia, ahora nos complaces con territorios de la actual Turquía. Éfeso, tan cerquita de la mítica Troya, lugar por donde anduvieron los hititas, fenicios, griegos, romanos, cristianos y luego los turcos, tiene una historia singular. Tuvo que ser una maravilla la biblioteca y el Templo de Adriano. Sigue ilustrándonos con estos excelentes viajes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Paco, aún mequedan unas cuantas entradas de Turquía. Es que no se puede excluir nada. Fue un viaje en el que nos dimos un baño de historia como bien apuntas.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  5. Yo también conozco a Efeso vía epistolar.

    Turquía, como los países del entorno, tienen un gran legado histórico.

    Espero por las entradas que faltan

    Besote

    ResponderEliminar
  6. Hace unos años fui a Kusadasi, (està al lado de Efeso), frente a la isla de Samos, (Grecia) fue muy emocionante conocer los lugares por los que anduvo la Virgen y San Juan, a parte de contemplar las ruinas de la ciudad, parece imposible que estuviera al lado del mar.
    Muy interesante la visitia turistica que nos has hecho.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola Manuel, me ha encantado que te dieras cuenta de que faltan unas cuantas entradas. Es qye si se nos indigestan y yo me armo un lio de paso entre tanto templo y columnas.
    Un abrazo y gracia por pasarte siempre.

    ResponderEliminar
  8. Hola Maric, nienvenida a Ciudadana.Gracias por tu comentario
    Eb mi periplo por Turquia tuve kla suerte de visitar también Kusadasi.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Lo que daría yo por perderme en sus ruinas, y quedarme solo, con ellas, en la noche, e imaginar .Lo que fue y lo que es. Efeso...

    ResponderEliminar
  10. Hola Javier eso es lo hago yo, pisar con veneración cada piedra y tener un recuerdo por sus antiguos moradores y por todos los que pasaron por allí antes que yo. No te imaiginas si eres algo sensiblñe lo que puedes percibir.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  11. Qué maravillas Katy. Vistas y contadas por tí tienen más valor por la grandiosidad del lugar y las fotos. Esas imágenes dan fe de lo mucho que tiene Éfeso y de la necesidad de visitarlo.
    En cuanto tenga ocasión iré y si no puedo volveré a ver tu blog.
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  12. Candi amiga hay algo que nunca se puede reflejar con las palabras y son nuestra vivencias. Una cosa es visitar y otra lo que sientes, piesas, percibes, que va mucho más allá.
    Gracias por tus palabras siempre tan cariñosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Un lugar lleno de historia que ha casi todos nos gustaría visitar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Estoy segura de que es así. A toso a los quwe nos gustan las piedras y las ruinas.
    He conocido una señora que me dijo que no fuera a grecia porque allí no había nada más que piedras :(
    Para llorar
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  15. Contundente la figura cerámica del centro de la primera postal, clavadita a la que llevaba Tiberio colgando del retrovisor de su cuadriga cuando salía por ahí de picos pardos.

    El resto de la entrada, de lo más interesante.

    Aunque reconozco que no he podido quitarme al enano de marras de la cabeza.

    ResponderEliminar
  16. jajaja Enrique cóm te coozco, cuando vi la notificación de tu comentario, sin leerlo sabía por dónde iban a ir los tiros:)
    Muy bueno lo de Tiberio, sería cuestión comercializar la figurita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Qué envidia! Yo me contento de momento con lo que he visto de Pergamo en Berlín...qué se le va a hacer...
    Cuidate

    ResponderEliminar
  18. Lo dicho Katy, espero haber hecho bien mi elección. Espero tener otra oportunidad para decidirme por Turquía. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola José Luis, sin duda el altar de Zeus en el museo de Pérgamo en Berlin es impresionante
    He tenido el gusto de vsitarlo el año pasado.
    Te dejo el enñace por si quieres verlo.
    http://katy-ciudadanadelmundo.blogspot.com/2010/08/berlin.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Hola Felipe lo uno no tiene que ver con lo otro. El viaje que has elegido es más tranquilo y relajado. No te comas más el coco. Visitar Turquía es un viaje bastante agotador. Madrugones y caminatas todo el día.
    Ya tendrás oportunidad de ir porque desde luego yo he venido maravillada de todo lo que he visto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Gracias mil por tus mravillosos reportajes, me hacen recordar en este caso los paseos por la hermosa ciudad de Éfeso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Gracias a ti Gaia. No hay mayor alegría que ser portadora de buenas noticias y contribuir a los buenos recuerdos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. casi amanecía cuando mis manos se posaron y acariciaron esas piedras benditas, donde dicen que vivido la Virgen Maria.

    No te quepa duda, de que algo mágico trasmiten esas piedras.

    Algo muy especial, recorrió mi espina dorsal y un bienestar entro dentro de mi.

    debo repetir ,

    gracias por traerme estos gratos recuerdos.

    ResponderEliminar
  24. Esta noche he vuelto a soñar con el enano.

    Me perseguía por un laberinto, y después de tenerme corriendo toda la noche por el clásico terreno enfangado por el que cuesta lo suyo correr, resulta que lo único que quería era venderme una de esas máquinas para hacer abdominales que se guardan debajo de la cama.

    Y lo peor de todo es que terminaba comprándosela.

    ResponderEliminar
  25. Hola Katy,

    fantástica la entrada! Has dado vida a cada piedra, a cada columna, a cada historia alli vivida. Ahí veo yo la diferencia en quienes solamente ven piedras y en quienes reviven en cada piedra el arte y la historia del lugar.

    Desconocia que la asunción de la Virgen estuviera en Efeso, ¿No vinos en Jerusalen la dormición?

    Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  26. Gracias a ti Pedro, estos recurdos compatidos también nos ayudan a vivenciar las cosa que se nos han quedado en trastienda de nuestra memoria. Ya lo creo que las piedras hablan, a cada uno según sus experiencias. Y si han sido intensas nos apetece volver a ellas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. jajajaja Enrique, que diveretido. Ten cuidado que igual te ha poseído su espíritu. Yo que tí ni en sueños le compraba nada. Creo que estos enanos son muy persistentes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Hola Grandolina la antigua tradición de la Iglesia nos dice que María murió dónde vivió sus últimos años de vida. Unos dicen que María había vivido en Jerusalén y otros testimonio nos indican había vivido en Efeso y que allí habría muerto.
    Por si te interesa te dejo un enlace curioso que intenta explicarlo
    http://www.homilia.org/virgen/4dondemurio.htm

    Has acertado para mi cada piedra es sagrada, por ella pasaron miles de personas antes que yo y otro miles vieron en el lugar.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Gracias por el enlace, ya lo he leido.
    Sin duda es difícil de sostener la teoría de Efeso. Pero bueno, ya estamos acostumbrad@s a estas controversias de lugares y fechas.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  30. A mi me parece que la teoría de Éfeso es poco verza, pero no soy experta en el tema. Lo lógico es que en esa época se quedara en dónde ocurrieron los hechos.
    Un beso Grandolina

    ResponderEliminar
  31. Hola Katy:
    Oye, tengo una duda, en la primera fotografía pone EPHESUS o ¡JESÚS!, ja,ja es broma.
    Como siempre nos has impartido una clase de historia y de arte, a través de tus comentarios y fotos. Cerca de Burgos existe, me extrañaría que no la conocieras, la ciudad romana de Clunia, con un magnífico teatro. Si no la has visto, date una vuelta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Hola mi linda Katty, vaya paseo, en el centro mismo del origen pues la humanidad occidental sigue siendo griego a pesar de los pesares. Soy de las que cree que la salvación de Occidente pasa por una reelaboración de lo griego fusionado con un sincretismo de lo oriental. Nuestras máximas virtudes y nuestros crónicos defectos y males tienen la misma fuente: la Grecia Antigua.
    Mi abrazo, siempre!

    ResponderEliminar
  33. Hola Katy,,,que gusto ver tus reportajes!!gracias amiga,,,Besitos...

    ResponderEliminar
  34. Jaja Rafa la figurita de cerámica se las tare, algunos habéis reparado en ella de que manera:)
    Pues no conozco la ciudad romana de Clunia. Un fallo. Pero ya sabes lo que tenemos aquyí es para los de fuera. Habrá que apuntarlo. Tengo ganas de ir también a Atapuerca. Haré las dos.
    Gracias!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Estoy contigo y llevas toda la razón.
    A mi no me gusta la letra "O" es mejor la "Y" esto y lo otro en todo. Tomar lo bueno que nos ofrece la vida venga de donde venga.
    Creo que occidente tiene mucho que aprender de Oriente y viceversa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Gracias posr la visita Ilusión. Más que reportajes son vivencias, de mi paso y huellas por dónde me he paseado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  37. ¡Se me había pasado esta entrada!
    Bueno y desde aquí donde no vamos? porque como ya te dije estoy recordando mi viaje que para mi fue uno de los mejores. Besos

    ResponderEliminar
  38. Sólo puedo felicitarte y felicitarme de ser seguidor de tu blog, esta entrada y las fotos son magníficas y panorámica, que permiten darnos cuenta de las dimensiones de las que estamos hablando y el grando de conservación de los monumentos, con mapa incluído ¡has pensado en todo!! Realmente te felicito, me gustan todas tus entradas pero cuando se trata de arqueología simplemente me vuelvo loco. Un gran abrazo. Lo que sí falto referenciar es el enorme falo de una vasija, supongo que alegórica.

    ResponderEliminar
  39. Hola Drac, la vasija se la trae jajaja. Fue encontrada en unas excavaciones. Y el enano se las trae. Gracias por tu interes y palabras de elogio. Tambien estoy encantada de tener segudores que valoraren la arqueología. "Las piedras" son también mi debilidad. Cada una es sagrada para mi. Me hacen pensar, sentir y valorar el paso implacable del tiempo.
    Un anrazo y buen finde

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate