"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

1 de mayo de 2017

Monasterio de Santo Domingo de Silos II Claustro


La vida monástica en todo el Valle de Tabladillo, especialmente en Silos, comenzó con probabilidad, a la hora de la reconquista castellana, a fines del siglo IX, en forma de granjas monástico-familiares.
Pero, desde el siglo X, el monasterio de San Sebastián de Silos ya está documentado históricamente.
En 1835, en noviembre, obedeciendo el decreto de exclaustración del gobierno de Mendizábal, se dispersa la comunidad y se interrumpe la vida monástico benedictina de Silos a lo largo de cuarenta y cinco años.


El claustro de Silos es de doble planta, siendo la inferior la más antigua. Forma un cuadrilátero de lados algo desiguales y constan de 16 arcos los del norte y sur, mientras que los lados este y oeste de sólo 14.
El claustro inferior se levantó entre la segunda mitad del siglo XI y primera del XII, mientras que el claustro superior se construyó en los últimos años de ese mismo siglo


Así mismo parece ser que el claustro inferior se hizo en dos fases diferentes. Durante la primera, en las últimas décadas del siglo XI, se hicieron las galerías norte y este; y en la segunda las que corresponden a las galerías sur y oeste, en el Siglo XI.
Esto se deduce de que cada fase muestra estilos diferentes como se refleja en los fustes que en la primera etapa están más separados y unidos en la segunda. Así mismo  las tallas en la primera son de poco relieve y escaso movimiento. Las figuras del segundo taller son más realistas y poseen mayor volumen.
Al primer maestro serían asignables seis de los relieves con las siguientes escenas:


Ángulo sudeste: La ascensión y Pentecostés.

Ángulo noreste: El sepulcro y El descendimiento.


Ángulo noroeste: Los discípulos de Emaús y La duda de Santo Tomás.

El segundo maestro sería el autor de los dos relieves restantes:
Ángulo sudoeste: La anunciación a María y El árbol de Jessé.



El artesonado mudéjar es de finales del siglo XIV que representa momentos de la vida medieval. Estaba policromado, y aún en algunos lugares se puede apreciar esta policromía. Fueron reconstruidas en el siglo XIX.

Fachada de la Sala Capitular

El claustro románico de Silos, es y ha sido siempre el centro de la vida de la comunidad monástica. Hacia él convergen y de él parten los otros edificios del monasterio y todas las actividades del monje: al Norte la iglesia, donde se ora en común o en privado; al Este se encontraba en la Edad Media la sala capitular, que servía para las reuniones de la comunidad, y el scriptorium, donde se copiaban con paciencia y arte los manuscritos silenses

La tapa del sepulcro de  Santo Domingo Manso, obra del siglo XIII y tiene esculpida el cuerpo yacente del santo, que porta el báculo abacial y un libro en sus manos


Nuestra Señora de Marzo S.XII-XIV

La gran estatua de piedra de María, con el Niño Jesús podría haber formado parte del tímpano de una puerta en el siglo XIII.

Columnas torsas
Parecen cuatro columnas pero en realidad es sólo una, tiene cuatro fustes, y la particularidad es que son monolíticas y el capitel es troncopiramidal perfecto



Capiteles


Ciprés de Silos
El ciprés del claustro románico de Santo Domingo de Silos, uno de los árboles más famosos del mundo, está sano y lozano. En la actualidad el ciprés mide 28 metros, así que podrá llegar con facilidad a los 35 metros, todo un récord en su especie.
Aunque tampoco es muy viejo, ya que fue plantado por los monjes restauradores franceses del cenobio en 1882, cuando ajardinaron el claustro, así que tiene ahora unos 130 años.




El ciprés de Silos, sin duda, uno de los poemas más leídos y comentados de la literatura en español. Su autor es Gerardo Diego (Santander, 1896-Madrid, 1987) miembro y antólogo de la 
Generación del 27, cultivador de formas tradicionales y vanguardistas, autor de una obra fundamental en las Letras Españolas.
No solo Gerado diego le dedicó este poema otros autores conocidos también le cantaron al ciprés como Unamuno, Machado y Alberti.



Monasterio de Silos primera parte EXTERIORES

9 comentarios:

  1. Como me gusta ver las fotos en detalle.
    Yo tengo los cantos gregorianos cantados por los monjes
    de este monasterio. Una belleza.
    Bajo a la primera entrada, te veo allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego estar en la Iglesia y oirles cantar te relaja y te llena . Bss

      Eliminar
  2. Al igual que te ocurre a tí, me encanta visitar estos monasteriosy este, es de enorme belleza. Tu buen reportaje, mostrando sus menores detalle, me hace a la idea de lo que puedo encontrar ahí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Camino de Santiago lo hicimos con nuestro profesor de arte. Y en el Camino lo que más ves es lo que hay Monasterios e Iglesias antiguas que han conservado durante siglos el conocimiento y el arte. Gracias a ellos ha llegado a nuestros días. Gracias por tu visita. Bss

      Eliminar
  3. Me gustan muchos estas visitas. Una fotos como siempre impactante.

    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las fotos te puedes hacer idea de lo que hay, aunque sea subjetiva la percepción pero si que se ajusta a la realidad. Bss y gracias

      Eliminar
  4. Esto sí lo conozco, Katy, toda la zona, el Monasterio...fue un viaje revelador, me impresionó el paisaje, de hecho, volví; el arte...es una auténtica maravilla, y lugares muy especiales. Me ha encantado leer el post, las fantásticas fotos, y recordar aquellos momentos inolvidables
    UN BESO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo conozcas porque así compruebas que no exagero para nada cuando digo que es una maravilla. Siempre es agradable recorrer lugares que traen buenos recuerdos. Me alegro haber podido hacerlo. Bss

      Eliminar
  5. Vuelvo a pasar por aquí, ya que estoy en tu blog
    y observo ese ciprés de 130 años! Cómo se ve que está muy
    a gusto ahí y hasta tiene poema dedicado.

    La triple columna con torsión de dos, es algo que no he visto
    en ningún otro lugar. ¡Qué ingenio!

    Muchos besos, Katy. Siempre disfruto y aprendo contigo

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate