"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

14 de agosto de 2017

Iglesia de La Paloma (Madrid capital)



La iglesia de la Paloma es el nombre popular que recibe la iglesia de la parroquia de San Pedro el Real, y se encuentra en la calle del mismo nombre. Es parte de las celebraciones religiosas de la verbena de la Paloma.
Las principales actividades festivas tienen lugar en distintas zonas del Distrito Centro de Madrid, como son el Parque de las Vistillas, la Plaza de la Paja, la Calle de La Paloma, la Calle Toledo y otras calles aledañas




La iglesia actual se alza sobre el solar de la primitiva capilla erigida a finales del siglo XVIII. Ésta fue derribada en el año 1896 y sustituida por un edificio más amplio, construido en estilo neomudéjar, con algunos elementos neogóticos y se inauguró el 23 de marzo de 1912.




El interior de la iglesia es sobrio. Destaca el retablo y el baptisterio, que es una pila bautismal e ocho lados. Eran las que empleaban los primeros cristianos cuando el bautismo se llevaba a cabo mediante la inmersión completa del cuerpo en agua bendecida.







La Virgen de la Paloma es una advocación mariana de Madrid que sin ser la patrona de la capital (Que es Nuestra Señora de la Almudena), tradicionalmente se la considera "patrona popular de los madrileños
Su festividad se celebra cada año el 15 de agosto, aunque las fiestas duran varios días en torno a esa fecha.
El cuadro de Virgen fue hallado a finales del siglo XVIII y se encuentra en el centro del retablo de la iglesia. Es un lienzo en lugar de la tradicional talla y representa a la Virgen de la Soledad.



La historia del lienzo desde febrero de 1787 es bien conocida, según el informe del marqués de Casa García Postigo, alcalde de Madrid, en 1791: Isabel Tintero se lo arrebató a unos muchachos que jugaban con él en un solar al lado de donde hoy se levanta el templo. En 1943, Antonio Velasco Zarzo, cronista de la Villa y Corte escribió que la Paloma era "el vivo retrato de una monjita profesa en un convento de Burgos a mediados del siglo XVI", que habría sido beatificada.
Su versión ha alcanzado una gran popularidad, sin que nadie se haya preguntado en qué se fundó Velasco Zarzo para sostener esa teoría, ni como se llamaba la mencionada beata muerta en un convento de Burgos hace 400 años.

Las más recientes investigaciones, sin embargo, se encaminan en varios sentidos diversos. Por un lado, hay investigadores que apuntan que la imagen sería obra de uno de los más grandes pintores del barroco español, junto con Diego Velázquez: Alonso Cano, o al menos uno de los discípulos de su taller.



A las 8 de la tarde, la Virgen es entronizada en su carroza y comienza su recorrido por las calles del barrio, acogida cariñosamente por un público fervoroso que la reza y aplaude, y empujada por un nutrido grupo de costaleros, devotos incondicionales de la Virgen de la Paloma que realizan su dura labor con una inmensa alegría. Hasta 1936, se sacaba a la Virgen en una carroza de la Cofradía Sacramental de San Isidro.

A partir de 1939, se comenzó a llevarla en un coche de bomberos, adornado con mantones de Manila, y, desde entonces, los bomberos tienen a gala bajar y subir el cuadro al tiempo de la procesión, y darle escolta de honor por todo el recorrido. En 1956 se mandó construir la carroza actual, que fue costeada por suscripción popular, y a la que se le han hecho algunos arreglos desde entonces.

Las fiestas




La Iglesia viste desde la Gran Vía de San Francisco

El cuadro en blanco y negro


Mi felicitacion cariñosa a todas las que llevan este bello nombre

9 comentarios:

  1. No recuerdo haber estado por ahí en las distintas ocasiones que he estado por Madrid. Me gusta la iglesia y sobretodo su interior. Sería de mucho interés visitar el barrio en esas fiestas, no en vano hay una zarzuela cuyo título coincide con el nombre de esas fiestas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, así es. No es fácil que esté abierta salvo en las horas de culto. Está un poco escondida entre las casa que se han construído alrededor. Pero es una iglesia diferente, sobre todo por el altar y la pila bautismal. Bss

      Eliminar
  2. Siempre que paso por ahí, la Iglesia está cerrada. Mañana iremos por Madrid y seguro que podremos entrar.

    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las iglesias ahora suelen están cerradas por falta de personal y hay mucho intento de apropiación indebida. Únicamente antes del culto se pueden visitar salvo las que son además museos. Pero mañana te la encontrarás abierta seguro todo el día:-)
      Bss

      Eliminar
  3. Por ser la Virgen de la Paloma, un mantón de la China, la China... Desde donde vivía y desde donde trabajaba había que ir exprofeso a la Paloma, pero procuraba no perderme la verbena durante mi estancia madrileña de más de 20 años. El sabor no es precisamente como el de la zarzuela, pero sin dudas tiene sus dulces similitudes.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que aún guardas en tu corazoncito un trocito de ese Madrid:-) La verbenas se juntan en las vistillas y alrededores. Lo más castizo de de la Capital. Hay que pasarse si o sí. Bss

      Eliminar
  4. El templo, por lo que veo, es de nueva construcción, o quizá sufrió las consecuencias de la guerra civil y tuvo que ser prácticamente edificado de nuevo. La historia del lienzo es muy curiosa, desde luego.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iglesia actual se inauguró el 23 de marzo de 1912 y se alza sobre el solar de la primitiva capilla erigida a finales del siglo XVIII, derribada en el año 1896. Nada de particular pero si preces¡dida por una gran devoción a esta virgen aquí en Madrid.
      Gracias y Bss

      Eliminar
  5. Está cerca de la Puerta de Toledo. En una de mis visitas a Madrid, paseando por allí, camino de la iglesia de San Francisco la vi, y como tengo que meterme en todos los sitio, aunque por fuera no invita demasiado, la visité. No podía dejar de hacerlo sabiendo que era la Iglesia de la Paloma de tan honda tradición madrileña y que algo de interés podría hallar en ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate