"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

28 de noviembre de 2016

Monasterios de Yuso y Suso en San Millán de la Cogolla I (La Rioja): Suso

Monasterio de Suso


Monasterio de Yuso

Remontando el río Najerilla y su afluente el río Cárdenas, en las estribaciones de la Sierra de la Demanda, en el Monte San Lorenzo se encuentra San Millán de la Cogolla, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.
El municipio tomó el nombre del santo Millán, un ermitaño que vivió del 473 al 574,creador de la comunidad de Suso, que dará lugar a uno de los focos culturales más importantes de la época medieval.

Yuso

MONASTERIO DE SUSO




Como cualquiera tuve en un principio la duda de cual era Suso y cual Yuso. Explicado que en latín sursum quiere decir arriba puesta estaba claro.
Empezaré por Suso que aunque tiene menos que ver porque es pequeñito y está muy reconstruido, sin embargo fue el lugar en el que vivió el santo fundador en una celda ruprestre y estuvo enterrado en un principio. Murió a los 101 años.
Conocemos su vida gracias a un relato escrito en 635 por el obispo de Zaragoza llamado Braulio y traducido al romance por Gonzalo de Berceo que se educó en este lugar.
El monasterio surgió de las cuevas que habitaron los eremitas discípulos de San Millán por el S.VI alrededor de la cueva que albergaba sus restos.


En la segunda cueva llamada Oratorio de San Millan, está este cenotafio a nuestra izquierda. Es una escultura yacente del santo de época románica (siglo XII), vestido con ropas sacerdotales visigodas, construido en alabastro oscuro casi negro. Tiene unas medidas de 1,13 metros de altura, 2,11 metros de longitud y 1,93 metros de profundidad.


En esta misma cueva, a la derecha encontramos una oquedad artificial, formada por tres huecos, cada uno de ellos con una arcada de medio punto, y que hacía la veces de altar y sagrario para San Millán. Algún autor considera que pudiera ser el altar más antiguo de España.

Altar primitivo

En la sala contigua un osario

Las ampliaciones hasta el S.XII convirtieron esas cuevas en cenobio y monasterio. También observamos los diferentes estilos arquitectónicos que se fueron superponiendo entre los S.VI y XI, visigótico, mozárabe y románico

Vistas desde la galería. Al fondo la torre de Yuso

Nave central de la Iglesia











La Leyenda de los infantes de Lara, incorporada al Romancero y cuyos hechos responderían a una realidad histórica situada en el último cuarto del siglo X, tuvo un éxito considerable en la Castilla de la Edad Media.
Según ella, los siete hermanos, hijos del noble Gonzalo Gustioz, fueron capturados por los musulmanes en una emboscada preparada por Ruy Velázquez, trasladados a Córdoba y decapitados. Los cadáveres se condujeron a Castilla y según una tradición no textual, fueron depositados en unos sepulcros pétreos que se ubicaron en el pórtico meridional del monasterio de San Millán de la Cogolla de Suso. De este modo, el monasterio fue también conocido como panteón de los siete héroes castellanos.


Según la tradición en los sepulcros del claustro fueron enterrados los siete infantes de Lara




Gonzalo de Berceo recibe su primera educación en su escuela monástica. En el 1053 los restos de San Millán fueron trasladados al Monasterio de Yuso. El rey García IV de Navarra pretendió trasladar el arca a Nájera. Según la tradición, los bueyes que tiraban de la carreta no pudieron con la carga y se interpretó que el santo deseaba permanecer allí por lo que el rey decide construir un nuevo monasterio.


Próximo post YUSO


6 comentarios:

  1. Una entrada muy interesante, bien documentada y con fotografías estupendas.
    Besos Katy

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy interesante. Unas monasterios situados en un lugar privilegiado. Recuerdo la leyenda o el romance de los siete infantes de Lara, creo que tiene alguna base histórica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Suso y Yuso me parecen tan míticos que se acrecienta la impresión que tenía de ellos, de su antigüedad y de historia a través de las fotografías y texto que compartes en esta entrada. El silencio y la paz reinan en ellos desde hace siglos y sólo los turistas curiosos rompen esa quietud para adentrarse en su leyenda.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Conmueve contemplar estas piedras.
    Un saludo Katy.

    ResponderEliminar
  5. Me parece una entrada de gran interés, no conocía estos monasterios ya que la zona de la Rioja, es uno de los muchos lugares que tengo pendiente de conocer, tus amplias imágenes me ha permitido tener un buen conocimiento de estos hermosos monasterios.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Maravillosas fotografías, gracias.
    Sigo delicada de salud, por eso solo paso para desearle unas felices Navidades.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate