"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

5 de diciembre de 2009

El pozo de de Darvaza


En pleno desierto de Karakum (Turkmenistán un país del centro de Asia) cerca de la pequeña aldea de Darvaza, se encuentra un cráter de unos 60 metros de diámetro y más de 20 de profundidad, bautizado por los lugareños como “La Puerta del Infierno”.
A plena luz del día, Darvaza parece un desierto de ciencia ficción, aunque las vistas más espectaculares del pozo se producen por la noche. El gas que aún alberga en su interior sigue ardiendo de manera incesante.
En Turkmenistán solo el 2,5 % de la tierra es apta para cultivos, su población ronda los 5 millones de habitantes. Estamos hablando de un trozo de desierto que esconde grandes riquezas debajo de su suelo, lo que lo convierte en un lugar muy apetecible para los grandes países del mundo. Este desierto, ocupa el 70% del país o 350.000 km²




El pozo de Darvaza no es obra de la Naturaleza, sino que se trata del inesperado resultado de una prospección minera soviética llevada a cabo en la década de 1970.
Un equipo de geólogos se encontraba perforando el terreno en busca de yacimientos de gas natural, cuando de repente se toparon con una caverna subterránea que provocó el desmoronamiento de la excavación.
Nadie se atrevía a descender por el cráter para recuperar el valioso equipo de perforación, debido a la elevada cantidad de gases tóxicos provenientes de su interior; así que los geólogos decidieron prenderle fuego a los gases que emanaba el pozo de Darvaza, con el fin de incinerarlos hasta que se consumieran por completo.
La idea no resultó muy acertada, ya que los soviéticos subestimaron las dimensiones de la caverna subterránea y su inflamable contenido. Los gases del pozo, que tendrían que haberse extinguido supuestamente en cuestión de semanas.





Pese a que el pozo de Darvaza se encuentra en una región de difícil acceso y con un gran número de restricciones burocráticas para visitar la zona, muchos curiosos se acercan regularmente hasta esta desolada comarca de Turkmenistán para observar el fenómeno con interés y asombro.
El intenso calor que emana el cráter sólo permite aproximarse a sus bordes durante escasos minutos, hasta que la temperatura se vuelve insoportable.
Por las noches, el espectáculo del ardiente pozo de Darvaza es literalmente dantesco:
el fuego reluce en toda su magnitud, dándole al pozo un aspecto semejante al de un ardiente cráter volcánico, que sin dudas hace honor al nombre de Puerta del Infierno.




Las fotografías son de la espectacular galería de John H. Bradley,

4 comentarios:

  1. Hola Katy!! Es increible!! Las fotos impresionan, me imagino estar cerca, realmente está bien puesto el nombre "La puerta del infierno". Interesante post amiga.
    Besossss

    ResponderEliminar
  2. HOLAAA, INTERESANTE EL ARTÍCULOOO E IMPRESIONANTES LAS IMAGENESSSS. QUE TENGAS UN BUEN FIN DE SEMANAAA , SALUDOS Y ABRAZOSSS DE TU AMIGO
    CHRISTIANNNNN

    ResponderEliminar
  3. Huy, me habia saltado esta entrada!!!, con lo que me ha gustado..... vamos, que yo soy de las que seguro que irían a asomar allí la nariz para verlo.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. *Hola Gabriela se me ha ido el santo al cielo y no contestado. El espectáculo es Dantesco sin duda.Un beso

    * Se tiene que estar a gustito con el calorcito, pero ispira un poco de respeto. Abrazos

    * Hola Nikkita si te atreves a asomarte es que eres una mujer valiente. Yo igual también metería la narices, dependepor dónde me de. Debe ser un espectáculo único..
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate