"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

10 de junio de 2010

El Camino de Santiago


Monte del Gozo , llamado también Monte San Marcos, expresa claramente el júbilo que los peregrinos sentían al contemplar desde esta colina la ciudad y las torres de la catedral de Santiago.













Por qué hacer el Camino de Santiago? Nos encontramos con una de las preguntas más difíciles de responder. Los posibles motivos pueden ser infinitos. Cada persona encuentra su motivación, una decisión meditada a lo largo del tiempo o generada por un impulso a última hora.
La peregrinación a Santiago es el acontecer religioso y cultural más destacable de la Edad Media.
Ha sido declarado por la UNESCO  Patrimonio de la Humanidad en el año 1993; Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa y ha recibido el título honorífico de Calle mayor de Europa.

Hace unos 3 años hice parte del Camino de Santiago como peregrina. (Por razones personales no pude hacer mas de 4 días seguidos andando) aunque conozco bastante del mismo por haber viajado en bastantes ocasiones a ciudades y pueblos visitando sus maravillosas iglesias, ruinas y monumentos, además de disfrutar de la riqueza astronómica que nos ofrecen sus habitantes.
Las personas que se deciden hacer el Camino suelen tener diversas motivaciones.



El Camino de Santiago, era un Camino religioso en sus orígenes, donde la finalidad era poder visitar la tumba del Apóstol Santiago, buscando la reconciliación y el perdón.
Por un afán de superación personal
El deporte, es otro de los motivos. Un ejercicio a elegir según los kilómetros del Camino seleccionado. Senderismo y bicicleta, son desafíos para vencer
A los peregrinos les motiva su fe, y a los turistas el arte presente en cada rincón, su afición a la fotografía, el descanso, vivir al aire libre, conocer personas y hay quienes solo quieren poner a prueba su resistencia física. Pero al final todos nos encontramos haciendo lo mismo y se respira el respeto tanto con el entorno como con el resto de los caminantes.
En ocasiones comenté que era muy deportista y andarina pero andar por esos caminos para mí ha supuesto una experiencia y vivencias únicas que no puedo transmitir, solo describir al igual que hice con mi peregrinación a Jerusalén.
Lleva razón el dicho de que “cada cual hace su propio camino” Y hay tantos caminos como peregrinos...
Tú y solo tú eres el artífice del camino que recorres, marcando descansos, paradas y etapas. Eso si independientemente de cualquier motivación has de tener una buena forma física, buenos pies y sobre todo buen calzado (viejo, experimentado, entrenado cuyo final por lo general es terminar en la basura con todo el dolor de tu alma) si no quieres llegar con ampollas, esguinces y heridas o directamente abandonar al día siguiente la andadura.
Solo pensar en los miles y miles peregrinos que lo han recorrido con veneración durante siglos y cuyas huellas sigues ya sería motivo suficiente para hacer “el camino” o parte de el.
















Cuando hablamos de las dificultades del camino tampoco conviene exagerar porque no todo es cansancio y madrugones. También hay momentos únicos de disfrutar al máximo como de una cervecita, comer unas salchichas con huevos fritos, de mojarse los pies recalentados en un riachuelo y hasta una simple ducha resulta un placer inigualable cuando llegas agotado.
En la Edad Media desde luego no era así. Muchísima gente moría por el camino, de hambre, de enfermedades, de extenuación cuando no asaltados por bandidos. De ello dan fe las numerosas cruces que te encuentras y algunas ruinas de hospitales que salen a tu encuentro. Y en lo tocante al aseo más vale ni comentar.
El gran “Botafumeiro” de la Catedral de Santiago nos habla de que usaban el incienso para disimular el olor que desprendían las pobres peregrinos que conseguían completar el camino.




Catedral de Santiago

Plaza del Obradoiro


La Tarta de Santiago es una tarta tradicional de la cocina gallega (originaria de Santiago de Compostela). Actualmente se pueden comprar en casi todas las pastelerías de las poblaciones y zonas por las que pasa el Camino de Santiago, desde Roncesvalles o Jaca hasta Santiago de Compostela; y en toda la Comunidad Autónoma de Galicia, especialmente durante el mes de julio y la primera semana de agosto (debido a que el 25 de julio es Santiago Apóstol). Sus principales ingredientes son almendras y huevos.



40 comentarios:

  1. Puff! Lo has hecho por lo que se ve, no?
    Qué envidia, los que tenemos los pies como mantequilla...y a mi eso de la bici...Cuidate

    ResponderEliminar
  2. Es una de mis asignaturas pendientes, hacer el Canimo de Santiago.

    Personalmente, me gustaría poder realizarlo porque debe de ser una experiencia maravillosa. Una manera de conocer gentes y pueblos de esta España tan variada que tenemos.

    No creo en dios, en la iglesio, ni en nada que se le parezca, pero creo que el Camino ha dejado de ser simplemente eso para convertirse en una experiencia intercultural en la que sales enormemente enriquecido.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola JL, no lo he hecho todo por razones de tiempo y compromiso pero si durante 5 Días desde León.
    Ha sido una gran exprecia, que como explico no se puede plasmar facimente. Y que te voy a contar e los pies...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Pablo, como lo he destacado en mi breve reseña, cada uno hace su propio "camino". No hay otra regla más que el respeto. La vivencia en cualquier caso siempre es honda cualquiera que sean tus motivaciones. Miles de personas a lo largo de la historia han dejado su impronta, y de ello dan testimonio todas la riqueza de edificaciones, arte, que te encuentras a cada paso.
    Y por supuesto muy enriquecedor.
    Un abrazo y te animo si puedes a hacerlo. Se puede hacer por etapas y sin un orden establecido.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaria poder realizarlo algún día, es uno de mis propositos, me encantaría hacer el camino francés, aunque creo que el portugués también es muy bello.
    Gracias por acercarme al él una vez más.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Katy! Por fin tengo tiempo de pasearme de nuevo por los blogs.
    Yo creo que la razón primordial, al menos para mi, es la de encontrarse a uno mismo en el camino de conocerse mejor y a tus compañeros de viaje. Además y aunque no lo he hecho creo que es una experiencia inolviidable.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Miguel es una buena opción cualquiera de los dos, depende mucho de tu forma física y tu motivación personal.
    "Todos los caminos conducen hacia allí"
    Es un buen propósito. Este año creo que está imposible de peregrinos, me lo comentaron unos amigos.gente. Cuando yo fui hace tres años estuvo más tranquilo, aunque Santiago siempre es un hervideo de gentes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Soñador, bien hallado después de desaparecido del mundo virtual. Me ha gustado que hayas encontrado el camino de vuelta !!!
    Si no has hecho el Camino te recomiendo que hagas como prueba una de sus etapas, te enganchará seguro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola Katy!! Qué hermosa experiencia debe ser amiga. Me gustaría vivirla, pero cada vez es más difícil viajar para la clase media en cuanto a lo económico.
    BESOSSSSSSS

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que viajamos para conocernos en otros lugares.

    Fernando Garrido (escalador) cuando le preguntaban ¿por qué escalas montañas?, siempre respondia: "porque están allí".

    Salu2

    ResponderEliminar
  11. Bueno Gabriela desde tu patria acá para hacer el camino si que es para pénsárselo. Queda un poco lejos ;) Pero precisamente el Camino lo hacían los más pobres y necesitados, que si no encontraban algun hospital o convento moría por camino presa de hambre, enfermedades, ladrones, fieras y agotamiento. Hoy en día sigue siendo económico. Se hace a pie o en bici y durmiendo en albergues. Solo te costará quedarte sin zapatillas y los pies destrozados. Claro que hay quien va en coche, pero eso no es hacer el Camino.
    Besos amiga. La experiencia si que única.

    ResponderEliminar
  12. Hola Toni, me ha encantado tu reflexión. Hacemos el Camino para encontranos con nosotros mismos. Viajamos para conocernos mejor y aprender. Y la frase de garrido para pensar sobre ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Preciosa reseña y fotos que lo confirman.
    Es una gran experiencia, motivaciones aparte.
    Yo hice hace unos años unos Kmtros y ahora no puedo hacerlo por una rodilla que tengo cascada, pero algún tramito, creo que haré.
    Hay que hacer nuestro camino todos los días, camino de ayuda, de compañía, comunicación y amor.
    Que todos los que puedan se animen y seguro que disfrutarán.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Candi,cuando las rodillas crujen o los pies duelen la verdad es que es un impedimento. Hay tramos muy complicados de bajadas y subidas. Si fuera solo llanear. Pero hay trozos como dices más fáciles de hacer.
    Exactamente el camino hacia la introspección, estar en silecio con uno mismo siempre es una experiencia que nos permite crecer.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Katy:
    Burgos es paso obligado en el camino francés. Por aquí pasan a diario multitud(cada vez más) de peregrinos. Seguro que cada uno de ellos tiene su historia particular, su camino como bien dices. Yo he coincidido con alguno de ellos, pues todos los jueves hacemos una tertulia en un bar donde entran algunos a beber una botella de agua o comer un buen bocadillo. Conozco alguna que otra historia, que quizás me anime algún día a contar aquí, que son verdaderas maravillas: amor, fatiga, religiosidad, simple turismo barato, promesas...etc.
    Me ha encanto tu post, y las fotografías como siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola rafa se cruzaron nuestros comentarios. Seguro que "Pasaba por allí" tiene muchas historias enriquecedoras para contar. Asi que te animo a hacerlo con esa bella forma de narrar que sale de tu pluma. Cada persona es un mundo con una experiencia de vida detrás, que es la que hace que el camino sea tan enriquecedor para el que decide hacerlo.
    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  17. Hola Katy:
    ¡Que bonita experiencia! para este post vendría muy bien la frase:
    "Caminante, no hay camino, se hace camino al andar".
    Pienso que ése debe ser el "verdadero misterio" de este camino; tomar la decisión, poner un pie delante del otro y culminar el propósito. Por eso creo que es tan especial y por qué termina con tantas lecturas distintas, según la experiencia de cada cual, independiente de los motivos que lo propiciara.
    Te envidio "sanamente", porque tengo la sensación, tras escuchar varias experiencias, que empiezas la ruta siendo "fulanito" y llegas a Santiago siendo "algo más" y no por motivos externos.
    Enhorabuena por tu camino.
    Muchos besos, Katy

    ResponderEliminar
  18. Así es María sales de una forma y llegas de otra. Vas sumando reflexión tras reflexión, pensamiento tras pensamiento. Compartes la vida con personas extrañas que al final terminan siendo amigos y cómplices. Un a experiencia que todos debemos realizar alguna vez. Yo he caminado mucho me encanta, pero este "camino" fue diferente,
    Besos y gracias por estar siempre con tus bellas palabras.

    ResponderEliminar
  19. Mi amiga Katy, máquina pulverizdor de records, cada día descubro en ti, una aventura nueva, un sumando más en la suma de mundo infinito de cualidades.
    Hace unos días escribí en mi blog algo sobre Diego Gelmírez, arsobispo de Galicia, que fomentó las peregrinaciones por el camino de Santiago, allá a finales del los años mil.
    Mi amiga Katy, cuídate, este mundo es muy hermoso, pero implacable.
    Un abrazo. Gracias por todo lo que compartes, y por tu comentario en mi blog.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  20. Katy...

    Donde no hayas ido tú... yo creo que es un camino interior, porque la fe ayuda mucho más que la determinación, aunque yo discrepo por datos históricos que allí esté enterrado el Apostol Santiago, pero aunque fuera así ¿que más da? lo importante es buscar dentro de nosotros ese lado bello que tenemos los seres humanos y llegar a la meta, pero siempre, siempre, es mejor el camino...

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Gracias a ti poeta Isidro, por esas siempre cálidas y optimistas palabras. este mundo es una apisonadora, pero en nosostros esta´el ir esquivádola hasta que ya podamos con ella.
    Es hermoso estar y poder compartir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Felix, yo personalmente creo que el apostol no está enterrado allí y tal vez ni estuvo. Eso es lo de menos. El camino además de ser un esfuerzo físico es un camino sobre todo interior, al menos para mi lo fue. Pisar dónde miles de personas pusieron sus pies antes que yo y dejaron su impronta es una vivencia única. Toda la historia del camino es apasionante, conoces gentes muy interesantes, sus motivaciones, historias personales conmovedoras, y todas te enriquecen porque todos damos lo mejor de nosotros en nuestro peregrinar. Caminar kilómetros y kilómetros en silencio es algo también indescriptible.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Suena a tópico, pero es algo que tengo pendiente.
    Estuve hace pocos años en Galicia, fui a Santiago, vi a peregrinos llegar, exhaustos pero completamente felices... y pensé que tenía que hacerlo.
    A ver cuándo me animo. Viendo testimonios, como en tu caso, me refrescan este viejo deseo.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Gata, hay que buscar el momento adecuado. Y no tirarte a la piscina de cabeza. Puedes hacer una etapa y luego si te gusta ampliarla. O hacerla en varios años.
    Es una experiencia irrepetible. Yo también estuve en Galicia en Santiago antes con un viaje organizado y ahi nació esta vocación de hacer parte de Camino.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Estoy segura que dejé aqui un comentario pero a lo mejor sali corriendo y no lo enregistré jaja

    Decia que me encanta Santiago de Compustela, y no he podido nunca hacer el camino con mucha pena mia.
    Vi que dejaste tu huella en mi blgoe de musica, no quieres visitarme en mi blogue de Noite de Tormentas?

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  26. Debe ser una experiencia increible, ya me gustaría a mí, del 19 al 22 me voy a Santiago de Compostela, no es el camino de Santiago pero seguro que será igual de bonito.
    Un beso Katy.

    ResponderEliminar
  27. Hola Flor, a veces pasa. Yo también he dejado a veces comentarios y luego he vuelto y habían desaparecido como por arte de magia :(
    Cuando tenga un ratito te visito. Gracias por dejarme tu huella y bienvenida
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  28. Cuanto me alegro Luisa de de tu viaje a Santiago, claro que será bonito. Así fui la primera vez, en autocar con viaje organizado, Santiago siempre es espectacular. La catedral cambia de tonalidad según la hora. Espero que des cuenta de ello en tu blog a la vuelta.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  29. ¡Felicidades Katy! Hermosa vivencia; creo que es un camino espiritual ese recorrido por Santiago; gracias por compartirlo y por tus lindas fotos. Besos y abrazos,querida amiga,

    Carmen

    ResponderEliminar
  30. Hola Carmen gracias por tu compañía en el camino. En su origen fue solo un camino espiritual, Hoy en día pueden haber muchas motivaciones no solo las religiosas, pero en cualquier caso uno acaba descubriéndose a si mismo en el transcurso de ese caminar.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  31. Hola Katy,,,,que hermoso reportaje el que nos entregas,,,,uno aprende muchas cosas y es muy lindo leerte,,,,
    Besitos y buen finde.....

    ResponderEliminar
  32. Hola Katy, genial, como siempre. Estoy de acuerdo contigo en que además de ser un esfuerzo físico es un camino sobre todo interior. De mi familia creo que soy la única que no lo ha hecho, así que algún dia me decidiré :).
    Buen finde!. Besos.

    ResponderEliminar
  33. Ilusión gracias por pasarte, hay un largo trecho de de allá acá. Me encanta saber que te acuerdas
    Besos y lindo finde

    ResponderEliminar
  34. Hola Nikkita, ¿No se a que esperas? Venga no hay que perderse en buenas intenciones. Te coges el atillo y caminar:)
    Yo te animo a hacerlo, intuyo que te encantará.
    Besos y buen finde para ti también

    ResponderEliminar
  35. Hola Katy, bonita entrada sobre el camino, nunca lo he hecho ,pero este año no se porque me han entrado unas ganas tremendas de hacerlo, todos los días cuando salgo de mi casa a las 8:30 raro es que no me encuentre algún peregrino ( mi calle y ciudad León) es paso obligado en el camino y siempre tienen una sonrisa que darte o un buenos dias que son cosas que te llaman la atención por que nos encontramos con tanta gente al cabo del día y como vamos a lo nuestro ni nos percatamos, pero si que es verdad que te encuentras con un perigrino y hay una complicidad y sus caras transmiten quizás cansancio pero a la vez alegría, gratitud y yo creo que esto lo hace el camino (algún día lo haré), me gustaría desde Roncesvalles pero quizás son palabras mayores.
    Besos y un buen domingo

    ResponderEliminar
  36. Hola Marije, te animo hacer la experiencia. Desde Roncesvalles es una pasada. Pero si que se puede hacer por etapas. Conozco gente que lo ha hecho así. Yo lo hice desde León a Santiago. Me encantaría hacer otra etapa, pero ahora mismo estoy a tope de cosas. No he subido más fotos porque son todas personales y tampoco es cuestión de llenar el blog de fotos de una :)
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Muy linda, interesantísima la entrada. Me gustaría muchísimo poder hacer el camino de Santiago aunque por la lejanía, lo veo casi imposible, en fin, no se deben perder las esperanzas. Aquí en Buenos Aires todos los años se realiza la peregrinación a la Basílica de Lujan, pero son alrededor de 50 km (desde el centro) que se hacen en el día.
    Lo que contás debe ser una rica e inigualable experiencia.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  38. Hola Cris, no te animo hacer el Camino porque te queda un poco lejos. Tampoco está mal de la Virgen de Lujan. Aquí es muy conocida.
    Si que es un experiencia diferente. Está mucho tiempo contigo misma, a lo que se añade las incomodidades, los pies doloridos, pero merece la pena. Luego al pasar un tiempo es cuando más se nota porque lo has interiorizado.
    Besos y buena semana

    ResponderEliminar
  39. uno de mis sueños pendientes... ya llegara mi dia.

    ResponderEliminar
  40. Si es tu sueños Caminante te llegará seguro. Además lo tuyo es caminar...
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate