"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

12 de marzo de 2012

Oymyakon: El pueblo más frio de la tierra

Hace ya casi tres años subí un post dedicado a Yakutsk  en dónde decía que era una ciudad remota en Siberia Oriental (población: 200 mil), famosa por aparecer en el clásico juego de tablero Risk (versión de la Guerra) y por tener fama de ser la ciudad mas fría de la Tierra.

Hoy traigo a Oymyakon que es un pequeño poblado situado junto al río Indirka, en el este de Siberia en la República Rusa de Yakutia en Siberia. Su población es de unos 2300 habitantes.
El suelo del lugar se halla congelado formando permafrost (El permafrost o permagel es la capa de hielo permanentemente congelado en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías o periglaciares, como es la tundra.)
El invierno dura como mínimo nueve meses, y durante este tiempo Oymyakon permanece bajo nieve, inmerso en un paisaje congelado. Los escolares asisten a clases sólo si la temperatura no baja de los 52 grados bajo cero.
Debe su clima extremo a las cadenas montañosas que la rodean, y que impiden que escapen las pesadas masas de aire frío que cubren el valle. Con una temperatura que alcanzó los -71.2°C, Oymyakon tiene la distinción de ser la ciudad más helada en la Tierra



Cuando los pescadores de este pueblo acuden a un día de pesca, cuando consiguen que un pez pique el anzuelo al sacarlo de las aguas cubiertas de hielo, bastan 30 segundos para que esté congelado: tieso como una tabla. Y otra de las curiosidades de esta población es que no podríamos ir al súper y coger un tetrabrik de leche, aquí la leche no existe en estado líquido: sólo se vende en bloques helados de color mármol.


En esta imagen os podéis imaginar lo que es dar un paseíto por el centro. Curiosamente el nombre Oymyakon significa “agua que no se congela” y es por la presencia de una fuente de aguas termales que resultó ideal para la instalación de la ciudad. Además, Oymyakon se encuentra en un valle rodeado de enormes montañas que detienen el viento por completo, haciendo que las bajísimas temperaturas sean un poco más soportables y que en el breve verano se alcancen valores de hasta 35 grados de calor.(Os podéis imaginar tal diferencia de temperatura).




A principios del siglo XX fue un lugar de crianza de renos, con el apogeo del régimen soviético se convirtió en una ciudad muy bien provista, ya que las montañas de la región son sumamente ricas en oro, plata, platino y otros metales preciosos. Sin embargo, la mayoría de los pobladores de Oymyakon se encuentran apenas por encima del límite de la pobreza
Ahora la ciudad sobrevive gracias a sus recursos locales, en especial la ganadería, la caza y la pesca,(como antaño) y además, del turismo puesto que es un destino elegido por muchos aventureros y excéntricos.


Para llegar hasta Oymyakon se debe recorrer la autopista de Kolyma, carretera construida por orden de Stalin, (Unos 2.000 kilómetros de longitud) donde se utilizo como mano de obra a condenados,y presos políticos (los disidentes a su régimen) muriendo miles de ellos durante la durísima construcción y que luego fueron enterrados bajo el pavimento; desde entonces la autopista de Kolyma es conocida como la “carretera de los huesos”.
Los vehículos que llegan a Oymyakon están equipados con cristales dobles para impedir el ingreso del aire helado al habitáculo; y los motores deben permanecer en marcha durante todo el tiempo, ya que de lo contrario el combustible se congela casi instantáneamente.
En invierno la nieve sobre la ruta es tan espesa que muchos camiones terminan literalmente enterrados bajo la nieve, y en verano la ruta se transforma en un lodazal en donde resulta muy frecuente empantanarse.

Los animales de la zona se han adaptado a las inclemencias del tiempo; los caballos de Oymyakon, muy robustos, de patas cortas y espeso pelaje, han sido utilizados en numerosas expediciones polares. Son caballos semi salvajes que casi no aceptan ser montados; se los usa como bestias de carga, y su carne también es muy apreciada por los lugareños, que comen muy pocos vegetales ya que la mayor parte de las frutas y verduras se arruinan con tan bajas temperaturas. Las vacas están protegidas del frío porque la mayoría de los habitantes trabaja con vacas y caballos




Postales






30 comentarios:

  1. Hola Katy: me he quedado helado. Recordaba tu post sobre la tierra más fría del planeta. Éste me parece estupendo, y bueno para aprender cosas nuevas. Gracia por traerlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Katy

    No discuto que sea un lugar precioso, un auténtico desierto helado. Y hasta tiene su toque exótico, pero no me pillarán allí. Soy demasiado friolera, uffff.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Esta vez vine a descubrir un lugar. Aunque parezca mentira es primera vez que oigo sobre este lugar. Qué cosa tan terrible como pueden vivir allí las personas. Preciosa entrada.

    Saludos cordiales.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues va ser que no voy a ir a visitarlo, no es por nada, es que el frío como que no me va. ¡Madre mía, nueve meses de frío!!
    Saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Amiga Katy, te traigo una taza de chocolate con churros, pues debes estar helada después de ese viaje.
    ¡¡ Que resistencia de cuerpos, para soporta desde -70 a + 35, !!,(casi 100º, de diferencia) seguro están hechos con otra pasta.
    Mi amiga, gracias por compartir tanta belleza. Yo ni siquiera sabía que esa tierra existiera, aunque lo de tierra es un decir.
    Un abrazo. Jecego.
    PD. Quité el tema de Galicia y Rosalía de Castro, por que dicen que hay que pagar derechos de autor y no tengo ni idea.

    ResponderEliminar
  6. Espectacular.

    Recuerdo haber visto un programa en la tele de un viaje al pueblo que hizo el meteorólogo Mario Picazo, y la rasca que se adivinaba le arrugaba a uno todo lo arrugable.

    Eso sí, eso nueve meses de invierno anuales convierten a casi toda la población en expertos ajedrecistas y jugadores de ping-pong.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. Creo que nunca iré a visitarlo Katy:) y tú tampoco siempre has dichoque no te gusta el frio
    Y nos quejamos aquí con 14 bajo O algunas veces en invierno.
    Vi el programa de Mario Picazo el pobre estaba helaito:)
    Buena semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Aquí en Sevilla ya aprieta algo el calorcillo, pero sólo de leer y pensar sobre este pueblo, me entran escalofríos. No viviría ahí ni loco. Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar
  9. Me preguntaba si el pueblo que visitó el meteorólogo Picazo, era ese y ya leo por Enrique Hormigos que sí. Solo vi un rato y no pude saber el nombre de aquel lugar. Lo de la autopista de los huesos da miedo pensarlo. Un abrazo Katy.

    ResponderEliminar
  10. Queridos amigos y amigas.
    Me vais a perdonar que no os conteste de uno en uno porque ando muy pillada de médicos, dentistas oculistas y todo lo que colea por ahí. Prefiero pasarme por vuestros blogs y aprender de ellos.
    De todas formas ya lo sabéis que si un día me pierdo quedamos en el Caribe, porque aquí con las postales me sobra. Tampoco entiendo muy bien como se puede vivir aquí.
    Pero se vive y para la muestra está
    Oymyakon y Yakutsk.
    Se deben helar hasta las ideas.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me recordaste una canción de 440 que decía: Frío, frío, como el agua del río...

    Agua que no se congela...Mira tu por donde...


    Besote catira

    ResponderEliminar
  12. Hola Katy
    Una curiosidad...¿Estuviste allí? Sospecho que sí!
    No podía ser de otra forma.
    Cuidate

    ResponderEliminar
  13. No voy yo ahí ni de coña. Los animales deben de tener todos un pelaje. Como siempre zonas ricas del planeta están pelando, es la leche.
    Me ha encantado leer este texto tan llevadero, es un lugar que nunca me hubiese imaginado.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Los frutos provienen de la hoja carpelar, hoja, como siempre hoja, ovario,estilo y pistilo se hizo de una hoja que fue tomando esa forma al paso de los siglos s ss s s

    besos..

    ResponderEliminar
  15. Lo extraño es que la vida humana pueda transcurrir en una situación tan extrema. Y luego nos hemos quejado cuando nos ha sobrevenido este invierno una ola de frío proveniente de allí... Claro, ahora lo entiendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado la foto del STOP, jiji!! A mí creo que tampoco me encontrarán por ahí, amiga Katy... qué mal acostumbrada que me tiene el clima cálido de mi querida España, :D

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Impresionante, katy, pero yo ahí no iría (de momento). Prefiero el sol...
    Besossssssss

    ResponderEliminar
  18. Da frío solo imaginar como se puede vivir con nueve meses de invierno o quizás de infierno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Katy He leido detenidamente y que frio!!! no logro imaginar la vida alli ...me quedo congelada... la temperatura mas baja que haya experimentado 7°, ahora Bogotá tiene 14°. ... En fin, uno se acomoda al lugar donde está.
    Buen fin de semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Como lo comenté en post anteriores estos días ando de de médicos y apenas tengo tiempo. Así que me perdonásis que no os conteste induividualmente esta vez aunque me encantaría. Pero prefiero leer vuetros blogs.
    Hasciendo un resumén de los comentarios deduzco que nadie quiere compartir vivienda en "Oymyakon. No me extraña, porque ahí se deben de helar hasta las ideas.
    Lo que queda demostrado es que los humanos somos verdaderos supervivientes y somos capaces de habituarnos hasta límites insospechados
    El paisaje no lo negaréis es bellísimo.
    Un abrazo de corazon, gracias y os deseo un buen finde.

    ResponderEliminar
  21. Por mucho que la intentará, nunca podría ponderar bastante las maravillosas fotos que nos muestras.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado la entrada Katy, no sabía de algo así... ¡Qué frío! Gracias, pues me ha parecido muy interesante. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Hola Katy, no podría subsistir en ese clima, mis huesos no me lo permitirían,solo con verlo ya siento la nostalgia de Murcia, de mi clima cálido aunque también húmedo....Que pases un feliz fin de semana y día del padre..

    ResponderEliminar
  24. Nadie de los que habéis pasado por aquí os entusiama la idea de vivir en "Oymyakon" ni a mi porsupuesto. Pero una cosa es nuestro deseo y otra que no tuviéramos otra alternativa a la vida. Cuando no hay más remedio nos adaptamos a lo que sea.
    Un abrazo a los que os habéis incorporado a comentar ahora.

    ResponderEliminar
  25. Amiga, una vez te felicito por las fotos y por sobrevivir en Oymyakon, yo me quedo por aquí con todos tus seguidores.
    Como todos ellos quedo encantado de viajar contigo aunque sea por esos lejanos paraísos y aprender que el hombre es mucho más que lo que vemos cada día.
    Un abrazo querida amiga.
    Jecego.
    P.D. Siento que también tengas que pasar la ITV; pero se feliz pudiéndola pasar.., malo sería no pasarla.

    ResponderEliminar
  26. me trae recuerdos
    bellas fotos
    un placer
    y un saludo
    desde Huesca
    Pirineos
    Roberto

    ResponderEliminar
  27. en lugar de un helado te tomás un caliente

    ResponderEliminar
  28. ¡¡La leche Katy, la leche debe salir de la vaca ya en cubitos!!! ja, ja... la verdad es que dónde más frío se pasa, me parece a mí, es en aquellos lugares en dónde no estén acostumbrados a que lo haga, y claro, no tienen preparación al respecto, ja, ja.... por ejemplo... en mi pueblo un día de marzo, ja ,ja... por ejemplo, por ejemplo, me acuerdo de ese día, ni una rebequita, ja ,ja... bss...

    ResponderEliminar
  29. hola, al contrario a mi me parecen interesantes y curiosos este tipo de lugares, espero algun dia conseguir recursos para viajar a este hinospito lugar....es el espiritu aventurero que llevo dentro...gracias por compartir esta informacion...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece perfecto que te encante la leche en cubitos y llevar 7 abrigos. Admiro a los valientes. Siento no poder acompañarte:-) Si me pierdo que me busquen en America del Sur o África, detesto el frío aunque reconozco que es más sano. Deseo que se cumpla tu sueño.
      Gracias por tu comentario amigo.
      Un saludo caluroso.

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate