"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

26 de enero de 2017

En el Camino de Santiago IV: Laguardia

La Plaza Mayor en dos momentos diferentes. Al fondo el Viejo Ayuntamiento

La Plaza Mayor de noche. Al fondo el Viejo Ayuntamiento

Os recuerdo que pinchando en los nombres color naranja os lleva a los post que he subido con anterioridad sobre estos lugares, para no repetirme.

Esta villa alavesa se designó con el nombre de “La Guardia de Navarra”, como consecuencia de su situación estratégica frente a Castilla y su importancia militar.
En 1164, Sancho el Sabio de Navarra le concedió el Fuero de población, determinando la extensión de su término.
Laguardia aún conserva el trazado medieval y buena parte de las murallas levantadas en el siglo XIII. Hoy día, restauradas, llenan de esplendor e historia esta Villa que además tiene otros tesoros guardados que sorprenden al visitante.

Muralla
Las altas murallas que rodean la localidad tienen paredes de unos dos metros, recubiertas de piedra de sillería y coronadas por un adarve almenado. Cuenta con cinco puertas de acceso a la villa.


Plaza Mayor
A la belleza de esta villa histórica contribuye esta plaza porticada, que es el centro de la villa. Se accede a ella por Carnicerías, llamada también del Carmen o Puerta Nueva de la muralla, abierta en el siglo XV.
Encontramos en ella dos Ayuntamientos, el actual que data del siglo XIX, en el se halla ubicado un reloj de carillón con autómatas, y el Viejo del siglo XVI, con el escudo imperial de Carlos V.

Ayuntamiento Viejo al fondo
Ayuntamiento Nuevo

Reloj animado en la Plaza Mayor
Inaugurado el 31 de diciembre de 1998, el reloj de autómatas de Laguardia, constituye ya hoy un signo más de la identidad de esta población. El conjunto está formado por elementos de hierro forjado y latón. A las hora programadas comienza una melodía típica, se abren las puertas y salen al balcón "el Cachimorro" y dos danzarines vestidos con el atuendo típico de Laguardia, y comienzan la danza con un pasacalles con el dan inicio a las
fiestas patronales de esta localidad.


Expectación para ver el Reloj en funcionamiento

Los danzantes 

Iglesia de Santa María de los Reyes
La Calle Mayor termina ante la fachada renacentista de Santa María de los Reyes, y nada hace suponer que detrás de esa puerta se oculta una maravillosa portada gótica



Se comenzó a construir en el siglo XII. Fue finalizada recién en el siglo XV de allí que tiene también elementos góticos y renacentistas y algún elemento barroco .
En el siglo XIV tuvo lugar la construcción del templo tal y como hoy lo conocemos, a excepción del tramo principal de las naves y la cabecera, que son obra del XVI. El retablo mayor, obra de Juan de Bascardo, es del siglo XVII.


Lo más llamativo del templo es sin duda su pórtico que data de finales del siglo XIV y fue policromado entre los años 1696 y 1700. Es uno de los pocos pórticos policromados que se conservan en España (en Toro (Zamora) existe otro).



Las tallas de las cinco arquivoltas ricamente decoradas representan a los Apóstoles; en el mainel está representada la Virgen de los Reyes, ya que ese pórtico narra la vida de la Santa Virgen. El tímpano está dividido en tres partes, con relieves historiados. Dicho pórtico se cierra con una capilla de los siglos XV- XVI que es la que ha permitido la conservación de la pintura.
El techo está dividido en tres partes y siempre aparecen relieves con historia bíblica.







El interior de la Iglesia tampoco defrauda. Es un edificio de grandes dimensiones. Con planta es de cruz latina, tres naves y un transepto.

El un magnifico Retablo Mayor de estilo manierista es de Juan de Bascardó siglo XVII



Los Ángeles Custodios, Miguel, Gabriel, y Rafael

Torre Abacial
Es una torre-castillo de la antigua iglesia de Santa María. Sirvió de defensa a las murallas de la villa, en la parte occidental. De planta cuadrada, a imagen y semejanza de los que se construyeron en el norte de Italia y de los pirineos catalanes en los albores del románico.Nos perdimos las vistas porque estaba cerrada

Puerta de Carnicerías
Es una de las cinco entradas al recinto amurallado situada en la parte este de la muralla. Es la que nos conduce directamente a la Plaza Mayor de la localidad.

Puerta de Carnicerías desde el interior.

Puerta de paganos
Es la única puerta (de las cinco que tiene Laguardia) que da al Oeste. Con unas fantásticas las vistas a un valle de viñedos que comparten La Rioja y Álava, con las sierra de Cantabria y de La Demanda a ambos lados.


Paseo del Collado
La zona amuralla de Laguardia es magnífica así como el camino que rodea la muralla por la parte Este de esta villa. Allí encontraremos la estatua de Felix Maria Samaniego desde donde se puede contemplar todo el valle y la sierra de cántabra





Monumento a Félix María Samaniego.
En un quiosko de hierro que data de finales del siglo XIX, sobre un pedestal de piedra y escaleras de acceso al mismo, se ubica el busto de Felix Maria Samaniego.


Escultura Viajeros
Junto a la iglesia de Santa María de los Reyes, nos encontramos con estas originales y llamativas esculturas repartidas en dos mesas. Una de ellas llena de zapatos y la otra de bolsos. Quiere ser un homenaje a los que viajamos.



Uno de los tesoros más preciados de la villa es consecuencia de su ubicación geográfica, climática y del trabajo de sus gentes: el vino. Prueba de ello sus numerables bodegas que se pueden visitar
Visitamos las bodegas de Irache y la del Fabulista, esta última para variar pasado por agua.


Algunas calles de Laguardia







Al despedirnos el mirador nos nos ofrece esta maravillosa postal del valle

También les deseo y me deseo lo mismo. Seguro que volveremos a Laguardia.



12 comentarios:

  1. No conozco Laguardia y me he quedado extasiada. Has hecho un estupendo reportaje fotográfico, tanto que me han entrado muchas ganas de recorrer esas calles y esa plaza porticada en persona.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve dos veces de ahí que el reportaje resultase más completo. Tuve tiempo de pasear y velo en condiciones. Una maravilla. Cualquier rincón merece la pena. Me alegro que te haya gustado. Si tienes ocasión de ir no te lo pierdas. Bss

      Eliminar
  2. Pues ya veo que hizo parada y fonda, al ver fotografías del mismo lugar a distintas horas.
    Yo no tuve esa suerte, las primas lo impidieron, y todo quedó reducido a un paseo, y la compra de unas botellas de vino en las bodegas que llevan el nombre del famoso fabulista nacido en la localidad.
    Aunque ya había visto el pórtico de Toro, este de Laguardia, no pude verlo.
    Un abrazo, Katy.

    ResponderEliminar
  3. Hay gazapos que se corrigen solos, pero este es imposible entenderlo: no, no fueron mis primas, ni las primas de nadie, las que impidieron estar más rato en Laguardia. Fueron las prisas, que son bastante más acuciantes que aquellas, las culpables de mi corta estancia allí.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno lo del gazapo. Quedaba bien que fueran las primas o las prisas:-) Visité esas bodegas también. Como comenté estuve os veces en la Guardia y así tuve la oportunidad de patearla dos veces a fondo. Gracias por tu comentario. Abrazos

      Eliminar
  4. Belleza de lugar, que gracias a tí he llegado a conocer.

    El reloj, con los danzantes, me ha llamado mucho la atención.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una maravilla, y bien sabes que las fotos no siempre reflejan la experiencia. Se quedan cortas aunque intentes darle vida. Me alegro que te gustara. Bss

      Eliminar
  5. El pórtico policromado y lis tímpanos son bellísimos, como para observar cada detalle!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Y muy lindo todo el recorrido, por supuesto paz, salud y felicidad para ti y los tuyos. Besotes, Katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Myriam por tus comentarios y paso por mi espacio. El pórtico de la iglesia te deja boquiabierta. Una maravilla cada detalle.
      Ya voy retomando mi vida después de estar casi 6 meses fuera de órbita solo publicando de vez en cuando. Bss

      Eliminar
  7. Pues sí que es espectacular esta villa a la que pusimos una vez en el mapa en ocasión de un viaje planeado a San Sebastián. Nuestra idea era admirar esa impresionante portada gótica con policromía que nos recordaba a la de la colegiata de Toro (Zamora), que seguro también conocerás. Lo que no sabía es que la conservación del caserío era tan magnifica. Al final no fuimos... Tiempo habrá.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve la ocasión de verla dos veces y es de quedarte asombrada de su conservación. Conozco la de Toro, es también magnífica pero allí no me permitieron hacer ninguna fotografía.
      Seguro que tendrás tiempo y te encantará verla. Una maravilla sin restauración alguna. Bss

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate