"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

12 de julio de 2018

Alfajería (Zaragoza)


Vista del Palacio


Torre del Trovador.
La edificación más antigua de la Aljafería es la llamada Torre del Trovador. Se trata de una torre defensiva, de planta cuadrangular y cinco pisos que data de finales del siglo IX


Portada de acceso al Palacio de la Aljafería

La Aljafería es un palacio taifal fortificado construido en la segunda mitad del siglo XI por iniciativa de Al-Muqtadir como residencia de los reyes hudíes de Saraqusta
Diez siglos después, aquel palacio de la alegría que soñó el monarca musulmán Al-Muqtadir continúa siendo, junto con la Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba, una de las joyas artísticas de la presencia musulmana en el sur de Europa. La UNESCO, en el año 2001, declaró Patrimonio de la Humanidad el arte mudéjar de Aragón, destacando que el palacio de la Aljafería es uno de los monumentos más representativos del mudéjar, que se ha convertido en el símbolo de la arquitectura civil aragonesa y, probablemente, en una de las referencias obligadas de la historia y la cultura española


El palacio, sede actual de las Cortes de Aragón, es un edificio de singular belleza. Su dilatada existencia a lo largo de la historia nos permite observar la delicada belleza ornamental de un palacio taifal del siglo XI, las extraordinarias tallas en madera en forma de alfarjes de los artistas mudéjares que trabajaron en el palacio cristiano medieval y la magnificencia de la época de los Reyes Católicos, con su salón de trono, en el que asombra la espectacular techumbre de madera dorada y policromada.

Patio de entrada

La iglesia de San Martín (1399 - 1410).
La iglesia de San Martín aprovecha los lienzos del ángulo noroeste de la muralla, hasta el punto de que se usó uno de sus torreones como sacristía y dio nombre al patio que da acceso al recinto taifal.










Restos de la la Alberca del norte. Mudéjar




Al entrar nos encontramos con el Palacio islámico. Nos recibe un patio rectangular abierto y con alberca en el lado sur, desarrolla dos pórticos con arquerías mixtilíneas y polilobuladas a modo de pantallas visuales y al fondo, unas estancias tripartitas destinadas a uso ceremonial y privado. En el pórtico norte se encuentra un pequeño oratorio de planta octogonal y decoración de yeso (atauriques).

Reconstrucción de la policromía de un panel de decoración geométrica de yeserías.

Salón del trono




Habitación contigua al salón del trono



Oratorio
En el extremo oriental del pórtico de entrada al Salón Dorado, se encuentra una pequeña mezquita u oratorio privado para uso del monarca y sus cortesanos. A ella se accede a través de una portada que acaba en un arco de herradura inspirado en la Mezquita de Córdoba.


Jardines
El Patio de Santa Isabel se encuentra en el centro, rectangular con dos salones afrontados en los extremos, y goza de un nombre cristiano dado que había nacido allí la princesa Isabel que más adelante se convirtió en Santa Isabel de Portugal. En dicho patio, el jardín central se divide por un andén, conformando dos parterres regados por albercas.




En el siglo XII el palacio inicia su andadura cristiana, convirtiéndose en el palacio de los monarcas aragoneses. De este periodo destacan una serie de estancias correspondientes a salas del palacio del rey Pedro IV decoradas con unos espléndidos alfarjes, que son de vital importancia por ser foco de irradiación de formación del arte mudéjar aragonés.
En los últimos años del siglo XV los Reyes Católicos ordenan construir un palacio para uso real sobre el ala norte del recinto andalusí, configurando una segunda planta superpuesta a la del palacio existente. La edificación rompía las partes altas de las estancias taifales, donde se insertaron las vigas que sustentarían el nuevo palacio.
El salón del trono de la época de los Reyes Católicos, asombra con su espectacular techumbre de madera dorada y policromada.

Escalera






Cárcel





Maquetas

7 comentarios:

  1. Lo ví hace tanto tiempo, que casi no lo recuerdo . Hoy tus imágenes me lo viene a recordar .
    Muy buen reportaje.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no lo conocía y me sorprendió. No me lo esperaba. Me alegro haberte refrescado la memoria. Bss

      Eliminar
  2. La huella musulmana en la península es sencillamente impresionante.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay poca, pero la que sin duda es espectacular. Bss

      Eliminar
  3. ¡Qué lindo! A Zaragoza me la tengo enterita
    en pendientes.

    Algún día la visitaré, espero.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creía que lo conocías, ya que te has pateado toda España casi:-) Pues aún te queda tiempo para visitar esta bella ciudad. Bss

      Eliminar
    2. jajaja me quedan también Asturias y Extremadura
      (enteras) por recorrer.

      Bss

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate

Amigos viajeros