"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

28 de abril de 2009

El paso del tiempo







Hoy me han sorprendido con un e-mail que me ha hecho una gran ilusión. Me llegó de Cumaná. (Venezuela)
Me la envió un antiguo amigo de mi juventud, (tan antiguo como yo jaja) Es la foto de mi última casa en dónde viví con mis padres antes de venir a España. Era una casa con cuatro viviendas y dos locales comerciales, aislada en la carretera que unía Barcelona con Puerto la Cruz.
Al fondo transcurría el río Neverí, en donde muchos días a sus orillas leía subida a un árbol, y jugaba a ser Tarzán. La vivienda no era de nuestra propiedad estábamos alquilados (aunque parezca difícil creerlo)
Mi emoción fue grande, pero también mi añoranza por el cúmulo de recuerdos que me invadieron. El tiempo se detuvo por un instante... Me identifiqué con E.T. cuando dijo: "Mi casaaaa"...
La casa era de color rosa, de hecho se llamaba “Edificio Rosa”. Hoy en las fotos se aprecia que está pintada de color morado y pertenece a la junta electoral de Venezuela. En sus dos locales comerciales hay un bar y una imprenta. Grandes bloques de viviendas la rodean. En mi época había tan solo unas pocas casitas y chalets diseminados por los alrededores. La casa está igual y en la ventana de mi habitación aún está en el mismo lugar el aire acondicionado. (Seguro que no es el mismo)
Interminables imágenes se sucedieron una tras otra. Me vi degustando las arepas, las hallacas, el pescado frito, los camarones recién hechos…
Me bañé de nuevo en las aguas de Lechería, Isla de Plata, Playa Colorada donde interminables filas de palmeras nos hacían compañía en esas playas por entonces totalmente vírgenes del Caribe venezolano. Bailé al son del cuatro, el arpa y las maracas y hasta canté canté villancicos.
... Y casualidades de la vida, hace un par día buscando algo en Internet di con un blog de música venezolana que tiene el cuatro de protagonista en dónde estuve deleitándome un rato largo y en donde de nuevo” me arrullo la brisa en el palmar”….
Cuantas vivencias, recuerdos… pero que lindos se ven con el paso del tiempo y en la distancia.

2 comentarios:

  1. Cosas de la vida, a mi me ha pasado lo mismo. Igual hemos coincidido en algúno de esos lugares...!!! Bellos recuerdos, brisa marina. Mirando al mar soñeeeee....
    P.D.
    Parecemos almas gemelas que han vivido lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Katy, que gusto conocerte, leì con agrado tu blog, y en especial esta entrada; es que me trajo el recuerdo de cuando yo mismo volvì despues de veinte años a mi casa de infancia, esas cosas son las que nos recuerdan que no hemos pasado por la vida en vano...es maravilloso que el ser humano tenga memoria.
    Un saludo cordial
    Bersil

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate