"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

29 de mayo de 2010

Colada tendida al sol



Paseando por las calles de Almagro, me encontré esta bella estampa de todos los peluches luciendo sus limpios colores. Estuve fantaseando bastante de quién sería esa colección de muñecas, conejos y ositos y como eran las manitas que las habían sobado. Cuantas veces se habrían dormido en los tiernos bracitos de su dueña y cobijado sus más dulces sueños. De paso recordé unos cuantos de mi lejana infancia...


También ha llamado la atención, esta ropa tendida al sol secándose bajo la sombra de un castillo del Siglo XVII; dónde sin prejuicio alguno su dueña la ha colgado de sus murallas, como si del patio de su casa se tratara.
Me ha recordado a mi niñez, cuando se exhibía la ropa blanca sin remiendos, y con cierto orgullo, para ser contemplada por el resto del vecindario.
Eso era lo natural y el criticar lo habitual. Afortunadamente los tiempos han cambiado, y ya nadie repara en ello, salvo la curiosa mirada de mi objetivo indiscreto.




Más fotos en el, otro blog: Pasitos Cortos

22 comentarios:

  1. Hola katry!! Me encató el post amiga. Son esos pequeños momentos que casi siempre pasan desapercibidos y que como tu dices, tienen una historia que queda en la imaginación de cada uno.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  2. Katy, tu objetivo indiscreto?, será tu observación del detalle...jajaja... me ha encantado esta entrada, los detalles que suelen pasar desapercibidos son los que m´sa te pueden aportar muchas veces...
    Buen finde. Muchos besos.

    P.d.: en breve llegará el aluvión de coment con mi nick :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Gabriela, el de los peluches me pareció tan tieno... Y si la imaginación vuela y ella sola se monta las historias.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Nikkita, ¿te imaginas los soldados enfundados en sus corazas pasando dignamente con sus cañones por entre camisones y demás? Si levantaran la cabeza...
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Katy:

    eso es lo que yo llamo teber otra mirada y, a partir de ella, construir una historia. Me ha encantado.
    Un beso y feliz fin de

    ResponderEliminar
  6. Gracias Fernando, un placer tu comentario hoy.
    Gracias
    Un beso y feliz domingo

    ResponderEliminar
  7. Curiosas imágenes, es otra forma de mirar los lugares que visitamos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. En los pueblos pequeños aún se seca la ropa así. Allí yo lo encuentro natural, no así la que vemos a veces en nuestras ciudades, donde el polvo y la polución la manchan antes de secarse.Y lo feos que están algunos balcones.
    En la Alberca, ví en Semana Santa un precioso edificio, bien reconstruido al estilo de allí, pero las sábanas colgadas lo deslucían.
    Los peluches me han encantado.
    Linda entrada. Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias Cata, hay cosas que llaman nuestra atención y nos sabemos muy bien porqué.
    Quizas hay imagenes en nuestro subsconsciente que chocan con estas nuevas realidades. Pero algo nos conmueve y hace que se manifiesten.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Candi, si hay ropa tendida de los balcones incluso en las grandes ciudades porque adolecen de patios interiores. A mi no me ha chocado el ver la ropa tendida, si no que lo hacia de las murallas de un bello Castillo que enseñan a los foráneos.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Katy! Me gusta contemplar la ropa tendida en las cuerdas de las casas de campo, sobre todo cuando las mece el viento; me da una buena impresión, como de frescura y libertad ;)...

    Gracias por compartir gratos momentos, abrazos,

    Carmen

    ResponderEliminar
  12. Hola Carmen, en las casa de campo, traen el recuerdo de otros tiempos que se hacen presente con su frescura en el hoy nuestro.
    Son imágenes ya olvidadas al menos en mi retina.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Qué bonito. Y es que ver ropa colgada es ver vida aunque en ciertos casos como Napoles agobie...
    Cuidate

    ResponderEliminar
  14. Si es vida, y como bien dices en Nápoles no es que agobie, es que es un mar de sábanas. En algunos sitios apenas podía pasar el autocar.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  15. Muy reflexivas las imagenes, que nos
    traen a veces tantos recuerdos.
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola
    Amiga
    Pasando a dejarte un fuerte abrazooooooo

    ResponderEliminar
  17. Hola Ricardo, es cierto que los olores, sabores e imágenes son siempre evocoadores tanto de buenos como de malos recuerdos.
    Un abrazo y gracias por pasarte

    ResponderEliminar
  18. Hola Liz me encantan que me dejen abracitos y son fuertes mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Amiga Katy, tus escrios son evocadores de una historia reciente, presente en muchas retinas que aún pueden guardar su historia.
    Yo recuerdo aún cuando mi madre tendía la ropa al sol; la blanca con jabón estirda en el suelo, luego con el resto, colgada de la liña.
    Amiga enciclopedia, un abrazo por dejarme llamarte Katy.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias Isidro, para un poeta como tu, tienen que ser avocadoras estas imágenes... El olor a ropa fresca blanqueándose al sol. que no colgada los muros deu castillo medieval :)
    Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Katy, gracias por tu visita, siempre tan grata. Una imagen muy tierna la de los peluches. Aquí en Canarias es difícil ver esas estampas, la ropa se tiende en azoteas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Náyade a ti también por pasarte. Me alegro también cuando veo esa rosa azul.
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate