"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

15 de septiembre de 2014

Marrakech 2: Jardines Menara, el Palacio de Bahía y las Tumbas Saadianas

Techos del Palacio de Bahía

Jardines Menara
Paseo de entrada


Desde que vi esta foto en los folletos quise hacerla parecida y creo que conseguí sacar el pabellón reflejado en el estanque, aunque el Atlas nevado que sale como telón de fondo en las postales se quedó tan solo en una leve sombra que se intuye a lo lejos.
Los jardines están muy cerca de la plaza Jamaa El Fna. Además del gran estanque se puede disfrutar de un mar de olivos. La vegetación se riega con el agua de estanque.
Es un lugar agradable para quien busca relajarse y pasear.


El estanque tiene unas cien hectáreas y data del Siglo XII, y se cree que el pabellón fue utilizado para los encuentros amorosos de los sultanes de la época. Fueron construidos por el califa almohade Abd al-Mumin. El nombre de menara le viene de pirámide verde (menzeh) del tejado del pabellón. Este pabellón se construyó durante la dinastía Saadi en el siglo XVI y renovado en 1869 por el sultán Abd ar-Rahman ibn Hicham, quien solía hospedarse allí durante el verano.

Lado opuesto al pabellón en el estanque


Buganvilla

Olivos


Dromedarios en la explanada enfrente de los jardines

Palacio Bahía

El Palacio de la Bahía fue construido a finales del siglo XIX, con la intención de ser el palacio más grande de todos los tiempos. Su nombre significa "brillantez". Sus jardines tienen una extensión de 8.000 m². que como podéis imaginar no recorrimos. Lo que si hicimos fue recorrer las habitaciones ricamente decoradas destinadas a "la favorita" y de las concubinas de Abu Bou Ahmed que lo mandó construir para su uso personal. Nos contaron los guías que este sultán tenía nada más y nada menos que 4 esposas y 24 concubinas.
En las 8 hectáreas de extensión que tiene el palacio se ubican 150 habitaciones que dan a diversos patios y jardines. Las habitaciones se encuentran vacías, ya que a la muerte del visir mucha gente, incluidas sus esposas y el propio sultán, decidieron desvalijar por completo cada una de las estancias. Por suerte, la impresionante decoración del techo aún permanece.









Techos







Tumbas Saadianas o de los Príncipes Sadíes

Las Tumbas Saadíes son uno de los lugares más visitados de Marrakech. Fueron abiertas al público en 1917, año en que fueron descubiertas.
Visires y sultanes recibieron sepultura en estos jardines en el siglo XVI y están localizadas en un jardín cerrado al que se accede a través de un pequeño pasillo. Se pueden vitar dos mausoleos. El más grande está dividido en tres salas distintas. Las columnas son de mármol y el mihrab recubierto con decoración epigráfica. En el segundo la decoración recuerda al estilo granadino del estuco y madera pintada.





El edificio más importante de las Tumbas Saadíes es el mausoleo principal. En él está enterrado el sultán Ahmad al-Mansur (el creador) y su familia. El mausoleo consta de 3 habitaciones, siendo la más conocida la de las doce columnas, en la que están enterrados sus hijos.





En el mismo jardín se pueden ver más de 100 tumbas decoradas con mosaicos. En ellas están enterrados los cuerpos de los sirvientes y guerreros de la dinastía saadí.

10 comentarios:

  1. Una maravilla de monumentos. Con unas decoraciones fantásticas. Techos, paredes... Son auténticas filigranas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que todo es como estar en un cuento de las mil y una noches, a no ser por la gente y nosotros los turistas:-) Hay que ver como trabajaban estos artesanos.
      Bss

      Eliminar
  2. No sé si sería por lo inalcanzables, pero sí, fue una suerte que esos techos se salvaran y hayan llegado hasta nosotros.
    Besos, Katy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si. Se llevaron lo que les servía y cosas de valor. Los techos tienen demasiada altura y además no se pueden desmontar. Podría haberlo roto sin embargo.
      Bss

      Eliminar
  3. Pabellones de ensueño, palacetes en medio de la nada, decoraciones de las "Mil y una noches": preciosidades más cerca de lo que creemos.
    Y no me cansaré de decir las similitudes que encuentro entre la arquitectura andalusí y la que nos muestras porque al fin y al cabo los artistas eran los mismos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría tener una moviola y verlo en su momento y época. Porque hay datos pero la imaginación puede con el conocimiento y seguro que lo que nos cuentan no es fiel a la realidad.
      Pero impresiona el legado que han dejado.
      Bss

      Eliminar
  4. Espectaculares imágenes. Los techos son impactantes.
    Besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil mostrar algo cuando es bello. Porque por muy torpe que se sea, no puedes ocultar la belleza. Bss

      Eliminar
  5. Precioso Katy, los techos me parecen impresionante, es un estilo que siempre me ha gustado mucho. Estoy disfrutando de lo lindo con estos paseos por tierras africanas. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según nos lo iban mostrando y explicando cada vez me he quedado más impresionada. Porque las fotos no muestran ese tamaño real y altura que tienen. Bss y buen finde

      Eliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate