"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

14 de febrero de 2016

Viaje fluvial a los países bajos: Delft



Delft es una ciudad en Holanda Meridional a mitad de camino entre Rotterdam y La Haya.
La ciudad existe desde el siglo XIII, por lo que tiene más de 750 años de historia. Recibió su fuero el 15 de abril de 1246 de manos del conde Willem II (Guillermo II) aunque gran parte de ella fue destruida por un incendio.



Nuestro paseo por Delft fue tranquilo y aunque el tiempo no acompañaba mucho, disfrutamos de esta pequeña ciudad medieval de sus navegables canales
Seguiamos viendo la acumulación de bicicletas por todas partes y empezamos a darnos cuenta de que al final eran más peligrosas que los coches, porque no las oyes llegar y aparecen cuando menos las esperas. Sacar fotos en estas condiciones es un trabajo de riesgo.





La plaza del mercado de Delft es una de las plazas más grandes de toda Europa y una de las más bonitas de Holanda. Fue construida en el siglo XIII y ya en la antiguedad era conocida por sus dimensiones y por ser el lugar dónde tenian lugar las ejecuciones. En el centro neurálgico de Delft y en ella se encuentran a Iglesia Nueva y el Ayuntamiento


La iglesia nueva(Nieuwe Kerk) protestante (S.XIV-XV) es de estilo gótico florido se encuentra en la Plaza del Mercado (Markt. Su torre tienede 108 metros.




Al otro lado de la plaza frente a la iglesia descubrimos el hermoso edificio del Ayuntamiento (S.XVII) de estilo renacentista.



En el centro de la plaza se levanta la estatua a Hugo de Grotius.

La Iglesia Vieja (Oude Kerk) S.XIII, es conocida también con el nombre cariñoso de Viejo Juan, cuenta con una tore inclinada que se construyó en honor a San Hipólito, siendo por lo tanto la iglesia más antigua de Delft situada junto a uno de sus principales canales.




Delft es conocida también pos su vinculación la Casa de Orange que comenzó cuando Guillermo el Taciturno, o Guillermo de Orange (1533-1584), hizo del lugar su residencia en 1572.


El Palacio del Príncipe (Prinsenhof) es hoy en día el Museo Municipal. Es un antiguo convento (Sint Agathaklooster) fundado en 1403 y dedicado a santa Ágata, el edificio sufrió repetidas ampliaciones conforme al crecimiento de la orden. Guillermo de Orange residió habitualmente en dicho monasterio entre 1572 y 1584, año en que fue asesinado, de ahí el nombre actual del edificio. Guillermo muere abatido por Balthasar Gerards, un fanático católico, por orden del rey Felipe II en 1584 durante el levantamiento contra los españoles.


La iglesia de Maria van Jesse en Delft está cerca de la plaza del mercado y es de estilo neogótico. Se construyó en el siglo XIX y es católica. Es la primera iglesia católica construida después del Reformismo



Delft es también la ciudad natal del pintor Jan Vermeer (1632-1675), autor del famoso lienzo 'La joven de la perla' y gran paisajista, que se ha convertido en imagen turística de la ciudad. Aqui se encuentra el "Vermeer Centrum Delft " que nos ofrece un viaje visual a través de la vida, el trabajo y la ciudad de Johannes Vermeer(1632-1675). Nos descubre la Delft del siglo XVII, muestra la obra de Vermeer.


Fachada del viejo mercado de la carne del siglo XIV está decorado con cabezas de animales. A partir de 1872, y hasta el siglo XX, se utilizó como mercado de grano. En la actualidad el edificio acoge a una sociedad juvenil

Delft es conocida también por la Real Fábrica de Cerámica caracterizada por su color azul, basada en los importados de China durante el siglo XVII.



Curiosas de ver son también sus escaparates con grandes quesos.


Imágenes de alguno de sus canales






5 comentarios:

  1. La verdad es que Delft es precioso, está tan limpio y tan bien conservado que es una gozada pasear por sus calles.
    Besos Katty

    ResponderEliminar
  2. Katty que belleza de fotos y buen reportaje! que lugar tan hermoso!!!
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. Viendo esas casas recuerdo un famosísimo cuadro de Vermeer, uno de sus más afamados pintores. ¿Sabes cuál te digo? Es igualito que esas casitas que hoy conservan con tanto cariño.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. No había oído hablar de ella, pero que bonita. Y desde luego confirmo el riesgo de verse sorprendido por los ciclistas. En nuestras ciudades, con menos trafico, los carriles bici son fronteras peligrosas de cruzar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Otra ciudad que me apunto. No sabía que Vermeer había nacido aquí.

    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate