"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

7 de abril de 2009

Petra: La Ciudad Rosa del Desierto


El Palacio de Petra, templo labrado íntegramente en la roca, al más puro estilo Helénico. Se le conoce como “El Tesoro”.Tiene 42m. de altura.




Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1985. Está situada a 262 Km. al sur de Amman, en un lugar de excepcional belleza y sin duda la atracción más famosa de Jordania. Hace 20 siglos que sirvió de refugio a los Nabateos que eran árabes que procedían del norte de Arabia. Estábamos ansiosos de llegar a la ciudad esculpida y excavada de la piedra y descubrir sus secretos, templos, tumbas, cuevas, cámaras funerarias, conductos de agua, y hasta un Teatro Romano con aforo para 7000 personas según explico el guía. Nos llevaron a caballo hasta la entrada del angosto desfiladero para continuar a pie la distancia que nos llevaría al interior de la también llamada ciudad rosada. Antes de pisar el umbral aparece ante mis ojos asombrados uno de los restos más espectaculares de Petra, el Kazneh (La Tesorería de 43 m. de altura) y sin querer de nuevo me hace recordar las imágenes de una de las películas más taquilleras del cine. La del “Santo Grial” y en donde uno de los hombres más atractivos nos recibiría con su látigo a las puertas del templo (Harrison Ford en Indiana Jones). Petra significa piedra en latín y eso es lo había diseminado por donde pasábamos. No lo comenté anteriormente pero en todo este viaje recogí piedras en los sitios que pisé, y los guardo como el mayor tesoro y aquí eran de un precioso colorido, parecían pintados, en dónde predominaba el gres dorado, rojo y rosado entre otros.
Por lo demás es tal el cúmulo de sensaciones, sentimientos y pensamientos que me invaden incluso al recordar que no los podría describir. Asomarme a tantos siglos de historia hace que me sienta ya no insignificante, si no intuir y entender lo efímero de las culturas, de la que a lo largo del tiempo solo permanece la piedra, mudo testigo de lo que allí aconteció.














Un poco de historia
Petra fue construída alrededor del siglo VI A.C. por los Nabateos, durante el Imperio Persa.
Entre los años 64 y 63 a.C., los territorios Nabateos fueron conquistados por el general Pompeyo. En 330, el emperador Constantino creó el Imperio Romano de Oriente, con la capital en Constantinopla. Petra y su provincia pasaron a ser parte de dicho Imperio.
Petra y su región de influencia florecieron material y culturalmente, debido al incremento en el comercio gracias a la fundación de nuevas ciudades como Rabbath 'Ammon (la moderna Ammán) y Gerasa.
Por más de 600 años se pensó que esta ciudad, en medio del desierto de Jordania,Era tan inexistente y legendaria como Troya y la antigua Atlántida.
En el año 363 un terremoto destruyó casi la mitad de la ciudad.

Petra en 360º

2 comentarios:

  1. Tus fotografia estan echas en un lugar mítico y cuna de tantas culturas desaparecidas
    Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  2. Así es. Me alegro que te hayas pasado por aquí. Un abrazo y lo mismo te deseo.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate