"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

"No hay tierras extranjeras: quien viaja es el único extranjero" Robert Louis Stevenson

19 de septiembre de 2020

La Alberca. Salamanca

Nuestra visita fue de relámpago. Volvíamos a casa cuando paramos en La Alberca y comimos aquí. Yo ya había estado anteriormente, pero no me importo repetir y pasear nuevamente sus calles empedradas y contemplar sus magníficas casas de roca y madera tan típicas como pintorescas y sus balcones llenos de flores. En la oficina de Turismo me hice con un plano para poder recorrer y ver lo más importante dado lo apremiante del tiempo. Una delicia pasear por sus calles empedradas y contemplar sus magníficas casas de roca y madera tan típicas como pintorescas y sus balcones floridos. 
La Plaza  Mayor  centro  de su casco urbano es bulliciosa,  sembrada de bares,  terrazas y tiendas de todo tipo. Alberga el Ayuntamiento y la Oficina de Turismo, toda una fiesta de colores  tanto en primavera y verano para los sentidos. 
Fuente y crucero de granito del siglo XVIII  en la Plaza con detalles de la Pasión de Cristo.
Ayuntamiento y Oficina de Turismo en la Plaza mayor
La Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Data del siglo XVIII( 1733) es de estilo neoclásico con detalles barrocos. Cuenta con un llamativo púlpito en granito policromado del siglo XVI, así como es reseñable el Santísimo Cristo del Sudor.
Púlpito
Santísimo Cristo del Sudor
Delante de la iglesia nos sorprendió esta escultura de un cerdo de piedra conocido como el "Marrano de San Antón". Por supuesto foto fue obligada
Antiguo Hospicio Carmelita
Estando curioseando el escudo del hospicio y preocupados por el cierra de la iglesia apareció un caballero mayor que portaba esta enorme llave. Le preguntamos ¿No será la de Iglesia? Dijo que si pero que no estaba cerrada. Así que le pedimos nos las dejase fotografiar. Y aquí está. Además nos contó que la casa que estábamos curioseando era el antiguo Hospicio
Callejeando
Y hasta aquí llegamos en nuestro fin de semana. Os dejo los enlaces de la visita por si os apetece curiosear y os animáis a hacer el viaje. 

12 comentarios:

  1. No conozco La Alberca, mejor dicho no la conocía. Ahora sé bastante más gracias a ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos has salido un poco de tu amada Sevilla y te has dado una vueltecita mas al norte.😍😘

      Eliminar
  2. Hola Katy! Muy buena entrada y fotos preciosas, ya me gustaría visitar este hermoso pueblo. Si mal no recuerdo hice una entrada del mismo hace tiempo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Gracias por tu visita. Me alegro que te haya gustado la Alberca a través de mi objetivo. 😘

      Eliminar
  3. que placer me das cuando te leo aunque mi vida hoy no es nada de lo que fue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni vida tampoco. Hice estas entradas con bastante esfuerzo. Pero de alguna forma tenía que volver. Gracias por pasarte y comentar😘

      Eliminar
  4. Aunque hoy no pertenece a Las Hurdes, éstas junto a las Batuecas y la Sierra de Francia fueron objeto del estremecedor documental de Buñuel "Tierra sin pan". paradigma de la pobreza en España, que años antes había visitado Alfonso XIII con Gregorio Marañón. Cuanto ha cambiado, afortunadamente, todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algo recuerdo del documental. Como buen historiador siempre enriqueces mis entradas con tus comentarios. Un abrazo

      Eliminar
  5. Sólo os faltó encontraros corriendopor la calle al Cerdo de San Antón. Es tradición que antes de matarlo en un acto multitudinario, el cerdo escogido recorra las calles de La Alberca libremente durante un tiempo. Y es por entonces cuando los visitantes se hacen fotos junto a él. Suele ser un ejemplar dócil que no representa peligro, claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habria estado genial encontrarnos. Al cerdo mo lo vimos, solo el de piedra que en anteriores ocasiones no le vimos. 💋

      Eliminar
  6. La he visitado hace algunos años. Ahora tus imágenes me traen su recuerdo. Me gustó mucho esta población salmantina.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Soy el de siempre, el que se pone contento de ser invitado a tus hermosos viajes.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog