"No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo." (Séneca)

"Desgraciado el hombre que tiene patria: ocupa un lugar muy pequeño en el universo." (anónimo)

“Hay países que yo recuerdo como recuerdo mis infancias. Son países de mar o río, de pastales, de vegas y aguas” (Gabriela Mistral)

Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él (Ernest Hemingway)

3 de febrero de 2010

Budapest II


El escudo actual de Hungría es el llamado "pequeño blasón" con corona que consta de un blasón dividido verticalmente en dos. El flanco diestro está cortado en siete franjas color gules y plata. En el flanco siniestro, en el transfondo rojo sobre tres monticulos se encuentra en el medio una corona de oro y sobre ella una cruz patriarcal de plata. Sobre el borde superior del blasón reposa la corona húngara.


La bandera nacional es un tricolor rojo, blanco y verde, de tres franjas en sentido horizontal de la misma anchura.
Para mi es muy difícil hablar de Budapest sin mezclar recuerdos, vivencias, sueños e ilusiones rotas. Prefiero que lo haga alguien tan conocido como Hermann Tertsch
BUDAPEST es, como pocas ciudades europeas, una urbe fluvial. El Danubio, espectacular ya desde las tierras bávaras de Passau, adquiere en la capital de Hungría la magnífica solemnidad que lo convierte en el emperador de los ríos europeos y en la vía de civilización por antonomasia entre Oriente Próximo y la Europa norteña, entre los Balcanes y los focos de cultura y desarrollo en el corazón del mundo románico y gótico. Es una paradoja histórica que un pueblo como el húngaro, llegado en torno al siglo X a Centroeuropa desde las estepas asiáticas, un pueblo guerrero, jinete y cazador, acabara construyendo, con infinitas aportaciones de todo el mosaico de pueblos de la región, como alemanes, judíos, checos, eslovacos y polacos, una de las ciudades más fascinantes del viejo continente.
Budapest es Buda y Pest. Están divididas por el gran río, que ha sido todo con sus inmensas masas de agua durante siglos, frente militar, vía de salvación de pueblos enteros, fuente de riqueza comercial y veta infinita de cultura. Buda es la vieja ciudad medieval sobre la colina. Pest es el ensanche de la gran urbe que surgió cuando la ya unificada Budapest se convirtió en segunda capital con Viena de un gran imperio. Fue escenario de grandezas durante siglos, de rebeliones fascinantes, como la de 1848 o 1956, y de grandes miserias, como la deportación de la inmensa comunidad judía de la ciudad.
Todo está presente hoy, para el viajero, en la ciudad. Sinagogas y mausoleos, héroes de la épica magiar y cafés de las conspiraciones decimonónicas y anticomunistas. Es una gran ciudad melancólica en la que se funden la belleza y la tragedia. Hay muchas razones y también mucho sentimiento. En ninguna ciudad europea se suicida tanta gente. Hubo que prohibir hace décadas la canción Domingo sangriento por la disposición de tantos de matarse por melancolía. Dicen que son añoranzas de un pueblo milenario venido de lejos. Pero en muy pocas se puede percibir tanta pasión por la vida como en estas dos ciudades convertidas en una, Buda y Pest, por las que se puede recorrer la historia de Europa, con sus monumentos y los muñones de sus tragedias y batallas. Budapest es, siempre, una ciudad de ensueño.
Texto: Hermann Tertsch.

Budapest es el resultado de la unificación de tres ciudades: PEST, BUDA Y OBUDA, la moderna ciudad capital se fundó así en 1873, y actualmente la habitan 2 millones de personas. El río Danubio la divide en las ciudades de Buda y Pest.
Los dos lados de la ciudad están conectados por medio de 7 puentes de tráfico vial y peatonal y dos ferroviarios. Son dos urbes separadas por el Danubio, Buda y Pest. En ellas se funden la belleza y la tragedia, la añoranza y la pasión por la vida.
El Danubio, fuente de inspiración para numerosos artistas, separa con su inmensidad Buda y Pest, dos grandes ciudades que hoy se unen para formar una de las capitales europeas de mayor importancia. Enormes puentes unen ambas orillas acercando Buda, la antigua sede real y zona residencial más elegante, y Pest, corazón económico y comercial de la ciudad.
Conocer Budapest desde el Danubio es una de las actividades imprescindibles para cualquier visitante de la capital húngara. Las vistas desde el río, tanto de día como de noche, son imborrables

Budapest ocupa un lucar destacado incluso entre las ciudades más bellas del mundo. Es ríca en patrimonios naturales y arquitectónicos.
No es una casualidad que además del Barrio del Palacio Real y la orilla del Danubio, también la avenida Andrássy haya recibido el honroso título de Patrimonio Universal de la Humanidad de la UNESCO.
Buda se convirtió en la capital del país en 1361, iniciándose una época de floreciente desarrollo que llego a su cima en el siglo XV con el gran emperador Mathias Corvino. En 1849 se inauguró el primer puente permanente sobre el Danubio, el famosísimo Puente de las Cadenas.




Puente de Elizabeth (Erzsébet híd)
Cuando se construyó por primera vez a comienzos del siglo XX, el Puente Elizabeth (Erzsébet híd) era el puente suspendido de un solo tramo más largo del mundo. Como sucedió con el resto de puentes de Budapest que cruzaban el Danubio, fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial; no obstante, al contrario que otros, fue reconstruido posteriormente con un diseño completamente distinto al de su predecesor. Su actual reencarnación es de un blanco llamativo y queda bajo la mirada de la espectacular estatua de San Gellért, en la escarpada ladera del Monte Gellért.

Parlamento (Parlament)
El segundo edificio parlamentario más grande del mundo. Su diseño neogótico está inspirado en parte por el parlamento de Londres – es un elemento predilecto en las postales, concretamente cuando se refleja en el Río Danubio que pasa bajo él. Su interior es igualmente majestuoso.







Isla Margarita (Margitsziget)
La Isla Margarita (Margitsziget), área de recreo sin coches de Budapest, tiene todo lo necesario para disfrutar de un día relajante – incluido un estadio deportivo, diversas pistas de tenis, el enorme complejo de natación al aire libre, el Palatinus, un teatro al aire libre, jardines japoneses y de rosas, ruinas del periodo medieval temprano, dos hoteles spa.

 
Basílica de San István (Szent István Bazilika) La Basílica de San Esteban es el edificio religioso más grande de Hungría, permite albergar a 8.500 personas en su interior. Con 96 metros de altura, es la cima de Budapest junto al edificio del Parlamento.
La basílica, que recibe su nombre de Szent István (San Esteban), fundador del estado Cristiano Húngaro, se alza por encima de los edificios colindantes a tan solo unos pasos de Deák tér. La plaza situada enfrente de ésta es un lugar fabuloso para disfrutar de un concierto de verano beber a sorbos un café o un cóctel en uno de los cafés o bares cercanos. Dentro se describen destacados eventos de la historia de Hungría

                                        Vista del Parlamento desde la Cúpula de la Basílica


La Gran Sinagoga (Zsinagóga)
La Sinagoga de Dohány utca, entre las estaciones de metro de Deák tér y Astoria. Es la mayor de Europa y la segunda del mundo tras la de Nueva York. Combina estilos bizantino y árabe. El interior, con 3 naves, tiene capacidad para 3000 personas. También es el punto central de la próspera comunidad judía de Budapest, que celebra un festival anual dentro y en torno a este impresionante edificio.


Detrás de él, hacia lo que fue anteriormente el gueto judío de Budapest, se encuentra el Parque Memorial de Raoul Wallenberg – dedicado al empresario sueco que rescató a miles de judíos húngaros del holocausto – que contiene un árbol plateado denominado “árbol de la vida” de acero y plata en cuyas hojas estas inscritos los nombres de muchas de las víctimas del holocausto.- . Es un hermoso tributo a aquellos que perdieron sus vidas. El Museo Judío también se encuentra aquí, y el Centro Documental y Memorial del Holocausto es un importante y poderoso recordatorio de uno de los periodos más oscuros de la historia europea.


BalneariosLa capital es ríca en fuentes termales y balnearios. Había ganado el título de ciudad balnearia entre las dos guerras mundiales. Nuestros tesoros recelosamente cuidados son los baños turcos, construídos en el siglo XVI y los famosos baños terapéuticos Széchenyi, Gellért, Lukács y Rácfürdő
Mercado central

Los cafés de Budapest comenzaron a hacerse especialmente conocidos a nivel europeo entre las dos guerras mundiales. Hoy en día y gracias a la pasión de los húngaros por los dulces, Budapest cuenta con algunas de las mejores pastelerías y cafeterías de Europa.Para alegraros la vida despúes de comer, no os perdáis los cafés y pastelerias de Budapest.
Pastelería Gerbaud, Vörösmarty tér. Ver mapa.
La pastelería Gerbaud es la más famosa de Hungría, fue fundada en 1858 por Henrik Kugler y desde entonces sus pasteles y tartas han ido haciéndose cada vez más conocidos.


Platos típicos
La gastronomía húngara se caracteriza por un uso alegre de las especias y por servir unas raciones generosas.
La carne es la reina de los menús y sabores como la paprika y la cebolla son un denominador común en los platos típicos. Si os gusta el vino, hay muchos vinos húngaros entre los que destacan Villány, Eger y Szekszárd.
Si tenemos que elegir el plato más común de Hungría, éste sería la sopa goulash. Esta sopa consta básicamente de carne, verduras y, como no, paprika.



http://www.youtube.com/watch?v=8eItT4H0zA0&feature=related


Para saber más:
http://www.tyhturismo.com/email/hungria/budapest_fr.htm
http://www.disfrutabudapest.com/
http://www.hungriaturismo.com/
www.opera.hu/index.php?module=main ÓPERA
http://www.gerbeaud.hu/ CAFÉ Y PASTELERÍA GERBEAUD

22 comentarios:

  1. Katy, ha sido estupendo leer los dos post de Budapets. Las fotografías, las expllicaciones... Tienes mucha suerte de poder viajar tanto.
    Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Katy!! Qué hermosas fotos amiga!! Maravillosa ciudad, lugares de ensueño. como siempre digo amiga, cómo me gustaría visitarla. Lo único que conozco del lugar es el goulash, se lo hacía a mi primer marido que es descendiente de polaco. Entiendo que te traiga tantos recuerdos y te sea difícil describir esa sensación.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  3. Impresionante paseo por esta maravillosa ciudad.
    gracias katy

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mª Jesús, mi destino fue viajar pero no creas que tanto, ya antes de nacer hice mi primer viaje, y he sido guía, con lo cual si que he sido una privilegiada. Disfruto reviviendo estos viajes
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Gabriela, pues si que me resulta hablar de Budapest y de Hungría en general, y más aún ser objetiva. Se entremezcla todo.
    En el blog de cocina tenemos unas cuantas recetas húngaras, que hemos aprendido de mi madre.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias madroca por tu paso y me alegro que te gustara
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Katy...

    Ya llegó la segunda parte ¡biennn¡. Y no sabes como he disfrutado también con tus fotos y tus explicaciones. Eres como un libro abierto enseñándonos culturas y cosas hermosas...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias Felix por lo de libro abierto. Que más quisiera, pero no deja de ser una alegría recordar y en un futuro dejarles algo a mis nietos para que me conozcan un poco un mejor.
    Me alegro que te gustara.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Enriquecedor y lleno de informacion,exelente.Siempre paso , porque visitar a mis amigos y amigas me alimenta en letras y disfruto mucho de leerte, suman las imágenes, seguiré pasando siempre.

    PD: Ando siempre con tanto trabajo que voy de prisa y me olvido de felicitarte por tu blog, te digo está muy bonito, te felicito. Mucha Luz y hasta pronto

    ResponderEliminar
  10. Agradezco inmensamente tu cumplido y tu paso por mi blog. Yo también paso por el tuyo pero me ocurre igual que a ti, que ando corriendo a todas horas.
    Un abrazo Lely Vehuel

    ResponderEliminar
  11. Hola Katy:
    Se nota tu apasionamiento no sólo porque escribas sobre tu tierra, sino porque simplemente eres así de apasionada. Felicidades por tu blog y fotografías y muchas gracias por tu continua información. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Efectivamente soy muy temperamental y pongo alma en lo hago. Gracias a ti por acompañarme en este viaje.
    Un abrazo Rafa

    ResponderEliminar
  13. Ayyy Katy, que ya se me habia pasado el post anterior, y oootra vez con los dientes largos :).
    Fantástico post, como siempre. Cuando vaya a ir ya te haré preguntas....
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. La ciudad de los suicidas, sigo pensando que escribes mucho. Suerte.

    ResponderEliminar
  15. Hola Nikkita, el que avisa no es traídor!!!!
    Puse continuará, y aún queda más, los Alrededores, el lago Balatón, pero lo dejaré para más adelante, tampoco voy a aburrir al personal.
    Tu pregunta que yo feliz de la vida te cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Basurero, te has quedado con lo más triste. Eso ya pasó, en los suicidios lleva la batuta Suecia. Creo que tu me ganas ecribiendo...
    Gracias por pasarte
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ¿Quien pudiera darse un paseito por todos esos rincones?
    Vaya riqueza que tienes en tu mente y en tu corazón con tantos y tantos lugares que has visitado.
    Un beso y gracias por compartir estas fotos y textos tan hermosos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Ñocla. cuanto me alegro que hayas pasado y me dejaras este comentario. Si que guardo cosas, más en el corazón que en la mente que tiene el recurso de las fotografías, que al corazón no le hacen falta.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Fascinante!!!! Lo disfruté mucho :)Me encanta viajar. No pierdo la esperanza de realizar ese viaje soñado hacia esas tierras misteriosas llenas de pasión y de añoranzas...Muchos besos y abrazos,

    Carmen

    ResponderEliminar
  20. Gracias Carmen por tu comentario. Si un día decides ir te aseguro que no te defraudará, ni te será indiferente.
    Besos para ti también y espero estés mejor.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Katy por este paseo por una de las ciudades mas románticas que hay en Europa. He aprendido mucho con ella. Las fotos preciosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Cordobesa, es una alegría para mi que disfrutaras de este pasao a orillas del Danubio. Y que las fotos te gustasen. Todavía no tenía la digital :)
    Besos

    ResponderEliminar

Bienvenido , gracias por compartir viaje y por tu generosidad de dejarme tus impresiones.

El mundo es un libro y aquel que no viaja sólo lee una página
San Agustín de Hipona



Buscar en este blog

Translate